MANADA DE LOBOS

WOLFPACK (2019) es un grito de guerra para que las mujeres se unan, se empoderen y celebren los logros de las demás. Sobre la base de su increíble carrera como atleta profesional, la autora Abby Wambach explora cómo las mujeres de todas partes pueden ganar fuerza en números y lograr igualdad, satisfacción y alegría.

Haz de la solidaridad femenina tu objetivo.

 

Cuando se trata de la igualdad de género, la sociedad todavía tiene un largo camino por recorrer. Incluso en el mundo supuestamente despierto de hoy, muchas mujeres siguen jugando según las viejas reglas del patriarcado. Estas reglas les dicen a las chicas que no se aventuran fuera de lo común. Les dicen a las mujeres que estén agradecidas por lo que les dan y que no pidan más. Lo peor de todo es que les dicen a las mujeres que otras mujeres son la competencia y que deben estar en una batalla constante por el escaso poder femenino.

 

Afortunadamente, Abby Wambach está aquí para darle algunas reglas nuevas. Basándose en casi dos décadas de trabajo en equipo y éxitos deportivos con otras mujeres, Wambach le mostrará que, lejos de ser sus adversarias, otras mujeres son su manada de lobos. Con ellos a su lado, puede lograr objetivos más grandes, superar cualquier obstáculo en su camino y liberar su verdadero potencial.

 

En este resumen, descubrirá

 

  • por qué las mujeres necesitan aceptar el fracaso;
  •  

  • cómo la gratitud puede detener a las mujeres; y
  •  

  • las cualidades que realmente necesita un gran líder.
  •  

Las mujeres pioneras son menos como Caperucita Roja y más como el lobo.

 

A la sociedad le gusta recordarnos que las niñas desobedientes pagan un alto precio por su capricho. Solo considere la historia de Caperucita Roja, la joven que ignora las instrucciones claras de continuar por el camino y evitar el bosque. ¿Qué le pasa a ella? The Big Bad Wolf, eso es lo que. La moraleja de este cuento de hadas es obvia: existen reglas que deben seguirse, y las niñas no deberían ser demasiado curiosas.

 

Y, sin embargo, mientras reflexiona sobre su vida y carrera, Abby Wambach no puede ver mucha verdad en esta vieja historia. De hecho, las mejores cosas de su vida sucedieron cuando siguió los pasos de Caperucita Roja y se desvió de los caminos trillados.

 

Como adolescente, por ejemplo, Wambach salió con chicos. ¿Por qué? Porque parecía ser lo que estaban haciendo todas las chicas de su edad. Pero algo faltaba en estos primeros encuentros, y durante la escuela secundaria, se dio cuenta de que era gay. Asustada del juicio de su familia, Wambach inicialmente ocultó esta parte de su identidad, incluso de sí misma. Sin embargo, hacia el final de la escuela secundaria, se enamoró y finalmente abrazó su sexualidad. Esta fue su primera prueba de lo que significaba salir del camino trillado e ir contra la corriente, siguiendo su corazón en lugar del status quo.

 

Los modelos a seguir más preciados de Wambach son las mujeres que también han elegido su propio camino en la vida. De hecho, la increíble carrera deportiva de Wambach no podría haber sucedido sin las pioneras jugadoras de fútbol que la precedieron, que se negaron a aceptar el status quo y la idea de que el fútbol era un deporte de hombres. Estas fueron las mujeres que entraron en batalla para lograr el Título IX, la ley federal que dicta que nadie, ya sea hombre o mujer, debe experimentar discriminación educativa, incluso en el campo deportivo. Fueron estas mujeres las que crearon ligas para el fútbol femenino profesional y lucharon por un salario digno para las jugadoras profesionales.

 

Teniendo en cuenta cuánto de su carrera y felicidad ha resultado de la negativa de ella y de otras mujeres a hacer lo que la sociedad les dice que hagan, o mantenerse en el camino designado, Wambach ahora cree que todas las mujeres deberían esforzarse por ser menos como Little Red Caperucita, y más como el lobo: poderoso, valiente y hambriento de más.

 

La gratitud es buena, pero la igualdad es mejor.

 

Cuando Wambach se retiró del fútbol profesional en 2015, ESPN honró su increíble carrera con un Icon Award en su glamorosa entrega de premios, ESPYS. De pie en el escenario esa noche, Wambach estaba llena de gratitud hacia el mundo deportivo por permitirle experimentar este momento. Pero mientras yacía en la cama esa noche, con los oídos todavía sonando de aplausos, la gratitud se desvaneció y fue reemplazada por una emoción más oscura: la ira.

 

La ira de Wambach surgió de un momento anterior en la noche cuando había compartido el escenario ESPYS con otros dos atletas retirados que también recibieron premios Icon, Kobe Bryant y Peyton Manning.

 

Cuando ella, Bryant y Manning abandonaron el escenario, de repente se le ocurrió a Wambach que, aunque los tres eran atletas de clase mundial con la misma cantidad de valor, compromiso y dedicación a sus deportes, había una diferencia ineludible entre ella y ellos. Eran hombres, y ella era una mujer, lo que significaba que, si bien podían esperar una jubilación pausada, tendría que pensar en su próximo cambio de carrera. Bryant y Manning tenían libertad financiera, algo que rara vez se otorga a las atletas femeninas.

 

Incluso una breve mirada a los números destaca la desigualdad frustrante entre las estrellas del deporte masculino y femenino.

 

Por ejemplo, los hombres ganadores de la Copa Mundial de la FIFA 2018 se llevaron colectivamente a casa la asombrosa cantidad de $ 38 millones, diecinueve veces más dinero que los ganadores de la Copa Mundial Femenina en 2015. Esta desigualdad es aún más impactante si se considera el hecho de que El equipo nacional de fútbol femenino de EE. UU. generó más de $ 6 millones en ingresos, mientras que sus homólogos masculinos ganaron menos de $ 2 millones.

 

Por supuesto, la brecha salarial de género no es solo un problema en los deportes. Es un problema para las mujeres en todas partes. En 2018, las mujeres estadounidenses en cada grupo de edad e industria obtuvieron solo el 81% de las ganancias de sus equivalentes masculinos.

 

¿Cuál es la causa de esta desigualdad continua? Wambach cree que parte del problema es la gratitud, esa emoción fugaz que experimentó en el escenario de ESPYS esa noche. Específicamente, las mujeres a menudo están tan abrumadas con gratitud por ser incluidas, reconocidas o recibir un cheque de pago que temen pedir más.

 

Para cerrar la brecha salarial de género, las mujeres deben aprender a usar sus voces y exigir igualdad.

 

Las mujeres necesitan aceptar el fracaso y usarlo para empoderarse.

 

Como una joven jugadora prometedora en el equipo nacional juvenil, Wambach recibió un vistazo emocionante en la vida de sus ídolos durante un recorrido por el vestuario del equipo nacional de fútbol femenino de EE. UU. Cuando trató de asimilar todo a su alrededor, un elemento se destacó: una fotografía. Alguien había publicado una imagen del partido de la copa del mundo de 1995 entre el equipo femenino de EE. UU. Y sus homólogos noruegos. Pero algo no tenía sentido. Wambach sabía que este era un juego que sus héroes habían perdido. ¿Por qué, se preguntó, era una foto de su derrota ocupando un lugar de honor en su vestuario?

 

Cinco años después, cuando se unió al equipo nacional, Wambach finalmente se armó de valor para preguntar sobre esa fotografía. La respuesta que recibió cambiaría su perspectiva del fracaso para siempre.

 

Los veteranos del equipo le dijeron que aunque su mayor prioridad era ganar juegos, eso no significaba que tuvieran miedo de perderlos. Lejos de rechazar la idea del fracaso, el equipo estaba decidido a recordar cada revés que habían sufrido. ¿Por qué? Porque para estos jugadores, el fracaso significaba una cosa: combustible. Combustible para salir y probarse a sí mismos que podrían volver más fuertes que nunca.

 

¿Funcionó esta estrategia? Bueno, los compañeros de equipo de Wambach dijeron que el año después de que pusieron esa fotografía, ganaron su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos. Esta historia le enseñó a Wambach a aprovechar el potencial del fracaso.

 

Desafortunadamente, muchas mujeres nunca pueden hacer eso. Creen que deben hacer todo perfectamente, una vieja expectativa impuesta por el patriarcado. Esto significa que cuando las mujeres experimentan un fracaso y se dan cuenta de que no son perfectas, pierden el valor. Comienzan a creer que fueron impostores todo el tiempo.

 

En contraste, los hombres se sienten más cómodos con sus propias imperfecciones y no ven ninguna razón por la cual no deberían tener éxito y liderar a pesar de ellos. Solo considere el hecho de que a los hombres imperfectos se les ha dado permiso para gobernar el mundo a lo largo de la historia, desde los emperadores romanos hasta todos los presidentes de EE. UU.

 

Entonces, cuando se trata del fracaso, saque una página del libro del equipo nacional de fútbol femenino de EE. UU., O simplemente haga lo que los hombres han estado haciendo durante miles de años.

 

Las mujeres necesitan celebrarse entre sí, tanto dentro como fuera del campo de juego.

 

Los momentos más emocionantes de cualquier partido de fútbol se producen cuando se marca un gol. Durante su extraordinaria carrera, Wambach ha sido responsable de muchos de estos momentos ella misma. De hecho, solo en juegos internacionales, ¡ha marcado 184 goles! Pero si tienes la oportunidad de ver su puntaje, observa más de cerca lo que hace en los segundos posteriores a que la pelota golpea el fondo de la red. Mire con cuidado, y verá que mientras sus extasiados compañeros de equipo corren hacia ella, Wambach siempre los señala.

 

¿Qué hay detrás de este gesto de marca registrada? Reconocimiento. Está señalando a los otros jugadores en reconocimiento de que fueron ellos quienes hicieron posible su éxito.

 

Eso es lo que pasa con el fútbol. A pesar de que usted fue quien marcó el gol, no podría haberlo hecho sin la protección de los defensores de su equipo, la energía ilimitada de sus centrocampistas o los jugadores en el banco que lo estimularon con sus incansables vítores. Cuando los jugadores celebran un gol, en realidad no se animan, celebran a sus compañeros de equipo por encima de todo.

 

Por supuesto, en el fútbol y en la vida, hay momentos en que no serás tú quien marque. Será la mujer a tu lado. En estos momentos, es crucial que comiences a correr en su dirección, celebrando su logro.

 

En el campo, este tipo de comportamiento es común. Pero en la vida real, a las mujeres les puede resultar más difícil alabar los éxitos de las demás. La sociedad da a las mujeres el mensaje de que son competidoras entre sí, en lugar de campeonas entre sí. A las mujeres se les ha dicho que el poder femenino es un recurso escaso.

 

Wambach cree que esta escasez no es más que una ilusión. El poder femenino, la felicidad y los logros no son juegos de suma cero o un pastel en el que una pieza más grande para uno de nosotros significa una pieza más pequeña para el resto. En cambio, deberíamos pensar en el empoderamiento femenino como una fuente infinita de la que todos podemos beber.

 

Una vez que nos damos cuenta de que no tenemos nada que temer del éxito del otro, podemos ayudarnos mutuamente a beber de esta fuente. Podemos dejar de pelear entre nosotros por esa silla simbólica en la mesa del patriarcado. En cambio, trabajaremos juntos para construir una mesa mejor y más grande, con un asiento para cada uno de nosotros.

 

Wambach encendió todo su poder cuando vio a su ídolo desatar el suyo.

 

Cuando Wambach tenía solo dieciocho años, tuvo la oportunidad de probar su temple contra uno de sus héroes. El héroe en cuestión fue Michelle Akers, una de las mejores jugadoras de fútbol del mundo. Por suerte, Akers necesitaba un entrenamiento adicional y aceptó jugar un partido contra el equipo juvenil de Wambach. Al final del juego, la visión de sí misma de Wambach cambió permanentemente.

 

A pesar de las emocionantes circunstancias, el juego comenzó de manera relajada, con Akers dando a sus oponentes más jóvenes muchos consejos de entrenamiento sobre cómo mejorar su juego. Sin embargo, a medida que el partido se acercaba a sus minutos finales, Akers se dio cuenta de que su propio equipo tenía tres goles menos y estaba en grave peligro de perder.

 

Fue entonces cuando Akers tomó el control. Sin pensarlo dos veces, le gritó a su compañero de equipo para que le diera el balón. Una vez que lo tuvo en su poder, Akers lo goteó con confianza por el campo, sin esfuerzo pasando por alto a todo el equipo de Wambach, y pateó el balón en el fondo de su red. Luego hizo exactamente lo mismo otra vez. Tres veces más, hasta que ella ganó el juego.

 

Ver a Akers exigir que se le pase la pelota ese día, no solo una vez, sino cuatro veces, cambió la perspectiva de Wambach para siempre.

 

Hasta ese partido, Wambach había tenido miedo de mostrar sus talentos. En el fondo, le preocupaba que sus compañeros de equipo la molestaran por eclipsarlos. Por lo tanto, en un esfuerzo por ser humilde y evitar ofender a nadie, ella solo había estado jugando alrededor de las tres cuartas partes de su capacidad.

 

Pero luego fue testigo de cómo Akers exigía el balón. Aquí había una mujer que ardía con poder y espíritu competitivo. Aquí había una jugadora que descaradamente gritaba su deseo de ganar, y que claramente creía que ella era la mujer que podía hacer que esa victoria ocurriera.

 

Cuando Akers le gritó al portero que le diera la pelota, ella estaba anunciando su confianza en su propia habilidad y dándole al juego todo su talento, no solo parte de él, como lo había estado haciendo Wambach. Ver a Akers desplegar cada parte de su poder ese día liberó a Wambach para desatar el suyo también. Incluso ahora, cada vez que se siente indigna o incapaz de hacer algo, piensa en ese juego y en la determinación descarada de Akers de ganar.

 

Los grandes líderes son auténticos, vulnerables y reciben sugerencias de todos.

 

A veces es más fácil ser agresivo que vulnerable. En 2008, el Equipo Nacional de Fútbol Femenino de EE. UU. Sabía todo sobre la agresión. Eran el mejor equipo del mundo, y el secreto de su éxito era el dominio físico. Bajo la co-capitanía de Wambach, el equipo ganó juegos sin vergüenza intimidando y armando a sus oponentes.

 

Así que imagina el horror del equipo cuando su nuevo entrenador, Pia Sundhage, produjo una guitarra durante su primera sesión de entrenamiento juntos, y suavemente les cantó una canción de Bob Dylan.

 

¿Cuál fue la razón de la sesión de canto de Pia ese día?

 

Bueno, ella quería mostrarle a Wambach y sus compañeros de equipo que el liderazgo no siempre tiene que parecerse al poder y al dominio. Al alcanzar su guitarra, Pia les dio a los jugadores un ejemplo de una líder auténtica y vulnerable que no temía revelar su verdadera personalidad. A través de este desempeño excéntrico, Pia demostró que los mejores líderes no imitan las ideas de la sociedad sobre cómo debe comportarse un líder, simplemente se esfuerzan por ser ellos mismos.

 

Curiosamente, el estilo de liderazgo poco convencional de Pia condujo a cambios positivos y permanentes en la forma en que todo el equipo interactuaba entre sí. Antes de su llegada, el equipo estaba dirigido como una dictadura. Wambach y otras figuras de alto rango dieron instrucciones, mientras que los jugadores más jóvenes tuvieron poca participación en la toma de decisiones.

 

Pero bajo la tutela de Pia, las ideas del equipo sobre el liderazgo comenzaron a cambiar. Wambach y los otros capitanes se permitieron ser más vulnerables y comenzaron a escuchar lo que otros tenían que decir. Y los jugadores más jóvenes vieron que si Pia podía hacerse vulnerable y seguir siendo un líder, tal vez también podrían encontrar formas de liderar.

 

Poco a poco, la estructura de liderazgo del equipo se hizo más democrática. Los novatos como Alex Morgan dieron consejos a Wambach sobre cómo jugar mejor, los jugadores en el banquillo dieron consejos a los jugadores iniciales e incluso los fisioterapeutas del equipo comenzaron a hacer sugerencias.

 

Wambach cree que todos los equipos, incluso más allá de los deportes, pueden aprender una lección de este cambio en cómo definimos el liderazgo. Específicamente, podemos aprender que el mejor trabajo en equipo ocurre cuando los líderes no tienen miedo de descartar viejas jerarquías y escuchar las voces de sus seguidores. Si usted es un líder que es lo suficientemente humilde y auténtico como para hacer esto, es posible que todos en el equipo tengan una valiosa contribución que hacer.

 

Toda mujer necesita una manada de lobos, así que comunícate con la tuya.

 

Después de diecisiete años increíbles de fútbol profesional, Wambach finalmente se retiró. Y con la jubilación vino el descanso. De hecho, le dio a su cuerpo tres años completos para recuperarse de décadas de esfuerzo físico. Cuando se acabó ese tiempo, volvió a hacer ejercicio al comenzar un programa en ejecución. Esto debería haber sido fácil para una ex deportista profesional, ¿verdad? Incorrecto. Cada vez que corría, le dolía todo el cuerpo de Wambach.

 

Después de años de hacer mucho más ejercicio que esto, Wambach se preguntó, ¿por qué estaba sufriendo tanto ahora?

 

Finalmente, su amiga Michele dio con el problema. Cuando Wambach se esforzó al máximo en el campo de fútbol, ​​ella era parte de un equipo de otras mujeres que estaban haciendo lo mismo. El dolor y el sufrimiento físicos eran parte del trabajo, pero las dificultades se suavizaron con muchas bromas y palabras de aliento compartidas por los compañeros de equipo. Ahora era una loba solitaria, sin el apoyo y la camaradería de su manada de lobos.

 

No es solo en el deporte que necesitamos una manada de lobos para compartir momentos difíciles. De hecho, las mujeres en todos los ámbitos de la vida necesitan apoyo y estímulo fraternal. Wambach discutió esta necesidad de una mayor solidaridad femenina en su discurso de graduación al Barnard College, una de las universidades para mujeres más prestigiosas de Estados Unidos. Para su sorpresa, el discurso se volvió viral.

 

Las mujeres comunes se acercaron a Wambach, diciendo que estaban leyendo su discurso a sus hijas antes de acostarse y contándoles a sus novias al respecto. Algunos incluso colgaban fotos de lobos en sus hogares para simbolizar la necesidad de más manadas de lobos. Como dijo una mujer que escribió a Wambach conmovedoramente, los hombres siempre han tenido sus clubes, mientras que las mujeres tienden a sentirse solas. Ya sea que seamos la mujer simbólica en la sala de juntas, la madre soltera en el patio de recreo o la ama de casa sola en casa, a menudo estamos aislados.

 

Entonces, ¿cómo podemos comenzar a construir estas manadas de lobos en nuestras vidas?

 

Wambach cree que todo lo que puedes hacer al intentar algo nuevo es salir y probar. Cuando se trata de construir tu manada de lobos, esto significa buscar mujeres en las que confíes y respetes. Es esta filosofía la que permitió a Wambach y sus compañeros de equipo ganar la Copa del Mundo en 2015 y llevarse medallas de oro en los Juegos Olímpicos, no solo una vez, sino dos veces.

 

De hecho, correr con su manada de mujeres feroces y valientes ha recompensado a Wambach con una carrera extraordinaria y toda una vida de tomar sus propias decisiones, en lugar de seguir las reglas de otras personas. Aunque es posible que no conduzca a su manada de lobos a la fama y la gloria deportivas, aún puede reunir a las mujeres, formar lazos inquebrantables y aceptar avanzar con un espíritu de hermandad, conexión y alegría.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

La vida en un mundo patriarcal convence a muchas mujeres de que deben colorear dentro de las líneas y nunca permitirse ser poderosas. Pero mujeres como Abby Wambach y sus compañeras de equipo han aprendido a rechazar estos límites al deshacerse de las viejas reglas de la animosidad femenina, la perfección femenina y mantenerse en el camino trillado, y usted también puede hacerlo. Busque mujeres valientes y feroces, y manténgalas cerca. Celebra sus triunfos, busca su amor y apoyo y muéstrales toda la fuerza de tu talento y poder.

 

Consejo práctico:

 

Capitán tu propio barco.

 

A veces la vida nos deja al margen. En lugar de administrar ese gran proyecto en el trabajo, estás atrapado en casa con los niños. En lugar de ser promovido, todavía estás en el mismo trabajo que has estado haciendo durante años. Pero solo porque no estás al frente y al centro, esto no significa que no puedas ser un líder. De hecho, existe una amplia oportunidad de liderazgo en todas nuestras vidas, sin importar nuestro papel. Ya sea que esté ayudando a su padre anciano a través de su enfermedad o animando a su hijo mientras juegan su primer partido de fútbol, ​​es importante recordar que el liderazgo no es algo que otra persona le brinde. En realidad, es el derecho inherente de las mujeres en todas partes determinar su propio futuro y guiar a quienes aman.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a [email protected] con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Qué leer a continuación: Imparable , por Maria Sharapova

 

Si te has inspirado en el grito de guerra de Abby Wambach por la solidaridad femenina, ¿por qué no profundizar en la historia de otra leyenda deportiva mirando el resumen de la autobiografía de la estrella de tenis Maria Sharapova, Imparable .

 

La crónica de la extraordinaria vida de Sharapova, desde su escape de la infancia del desastre de Chernobyl hasta sus increíbles logros profesionales, Imparable es un testimonio del poder de una voluntad de hierro y una determinación inquebrantable. Entonces, si está listo para nuevas historias de fuerza femenina y excelencia deportiva, diríjase a nuestro resumen a Imparable .

 

Total
0
Shares
Related Posts

Tráfico

En Traffic (2008), Tom Vanderbilt explora el caos y el orden de nuestras experiencias de manejo. Desde la psicología de los embotellamientos hasta las paradojas de la seguridad en la conducción, este resumen revelará un aspecto de la eterna batalla entre los límites de la naturaleza humana y la tecnología que nos libera.
Read More

El poder de los momentos

The Power of Moments (2017) se trata de crear momentos. Explica cómo los encuentros breves pueden cambiarnos para siempre, especialmente cuando son inesperados, y cómo puedes crear momentos que te cambien la vida. A través de una gran cantidad de ejemplos útiles, verá cómo las personas han aprovechado el poder del momento para tomar el control y cambiar la vida de los demás para mejor.
Read More

Más de menos

The More of Less (2016) es la guía definitiva para sacar más provecho de la vida al poseer menos. Escrito por una luz líder en el creciente movimiento de Estados Unidos contra el consumo excesivo y la vida desordenada, este es un libro práctico diseñado para ayudarlo a liberar espacio en la cabeza, recursos y tiempo para que pueda perseguir las cosas que realmente importan.
Read More

Suficientemente cierto

True Enough es una exploración de cómo se tratan los hechos en las noticias y los medios. Explica cómo nuestras ideas preconcebidas y opiniones dan forma a la forma en que experimentamos la realidad, y cómo los productores de medios nos manipulan utilizando nuestras nociones en su beneficio.
Read More

Palabra por palabra

Word by Word (2017) trata sobre un objeto, y su profesión asociada, por el cual las personas rara vez se preocupan: los diccionarios y la honorable ocupación de la lexicografía. Kory Stamper presenta el fascinante mundo de la clasificación de palabras a través de su propia experiencia en Merriam-Webster, mostrando lo que los diccionarios pueden hacer y, lo que es más importante, lo que no pueden hacer.
Read More

Vagabundo

Como vagabundo, Potts detalla sus aventuras de viaje en Vagabonding (2002). Informado por la experiencia de primera mano, describe qué hacer y qué no hacer para aprovechar al máximo el camino a largo plazo.
Read More

Verdad, mentiras y publicidad

En Truth, Lies and Advertising (1998), el principal planificador de cuentas Jon Steel comparte una visión interna del mundo de la publicidad. Para Steel, la creación de excelentes anuncios se trata de comprender al consumidor, y sus convincentes anécdotas detrás de escena ilustran el papel que juegan los planificadores de cuentas en el desarrollo de una campaña exitosa.
Read More

El hombre que no estuvo allí

The Man Who Wasn’’’t There (2015) explora los mecanismos que forman nuestro sentido fundamental del yo y muestra lo que sucede cuando las cosas salen mal. Al examinar los sorprendentes efectos de trastornos como la esquizofrenia, la despersonalización y el autismo, el libro muestra cuán endeble puede ser el sentido humano del ser.
Read More

La revolución necesaria

La revolución necesaria (2008) arroja luz sobre los desafíos ambientales y sociales que enfrentan las personas que viven en el mundo de hoy. Basándose en historias de personas reales y comunidades reales, este resumen presenta la mentalidad que debemos adoptar para luchar por la sostenibilidad.
Read More

Chico listo

Wise Guy (2019) cuenta la historia de la vida del empresario y autor más vendido Guy Kawasaki. Nacido en una ambiciosa familia japonesa que vive en Hawai, pasó a brillar como una de las principales luces de Apple después de abandonar la escuela de leyes. Kawasaki lo ha visto todo. En este resumen, guía a los lectores a través de sus altibajos y las lecciones que aprendió a lo largo del camino como estudiante, gurú tecnológico, padre y surfista de sesenta y algo.
Read More

El momento de elevación

The Moment of Lift (2019) relata el viaje que Melinda Gates emprendió para ayudar a empoderar a las mujeres de todo el mundo. Ya sea a través de historias de personas que conoció a través de su trabajo caritativo o de experiencias contadas por otros, esta memoria parcial, llamada a la acción explora la miríada de problemas sociales y económicos que las mujeres y las niñas enfrentan a diario. Pero si bien muchos de estos obstáculos parecen insuperables, solo la superación de la humanidad en su conjunto puede avanzar hacia un futuro más igualitario y justo.
Read More

La muqaddimah

La Muqaddimah (siglo XIV, primera edición en inglés de 1958), un texto clásico sobre la historia islámica del mundo, se centra en el surgimiento y la caída de las civilizaciones. Ofrece una visión única del mundo de los musulmanes árabes del siglo XIV, y es considerado como un texto fundamental en varias disciplinas académicas.
Read More

El agente inmobiliario millonario

El Millionaire Real Estate Agent (2004) es su guía para el éxito en el negocio inmobiliario. Este resumen detalla estrategias prácticas para construir un imperio inmobiliario desde cero y mantenerlo rentable.
Read More

La razón de las flores

The Reason for Flowers (2015) trata sobre el origen, la reproducción y los efectos de estas increíbles piezas de arte evolutivo. Este resumen explica cómo las flores tienen sexo, por qué son tan hermosas y por qué los humanos se han enamorado tanto de ellas.
Read More

Reglas de trabajo!

Reglas de trabajo! (2015) nos lleva a través del funcionamiento interno de Google, una de las compañías más poderosas y exitosas del mundo. Bock nos cuenta con precisión cómo Google logra esta hazaña mientras se lo clasifica constantemente como el mejor empleador del mundo.
Read More