Zen y el arte del mantenimiento de motocicletas

0 Shares
0
0
0

Equilibra tu mente clásica y romántica y logra la armonía en la vida y el trabajo.

 

¿Qué tiene que ver el zen, una práctica holística, meditativa y espiritual, con retocar los engranajes y los ejes de una motocicleta grasienta? Resulta que si intentas vivir una vida equilibrada.

 

Si tiene una mentalidad “clásica”, tiende a la ciencia, aborda problemas racionalmente y trabaja para crear orden en un mundo caótico. Si eres más “romántico”, abrazas el caos, entiendes el mundo a través de la emoción y exploras el todo, no los detalles.

 

Sin embargo, pocas personas pueden equilibrar perfectamente estas dos mentalidades dentro de sí mismas; de hecho, muchos de los problemas y conflictos del mundo provienen exactamente de esta brecha entre los modos de pensamiento clásico y romántico.
Entonces, ¿cómo podemos superar esta brecha y vivir una vida equilibrada y armoniosa? Bueno, hacemos un viaje por carretera, por supuesto, uno que nos puede enseñar cómo recorrer ese camino mágico del medio.

 

En este resumen, aprenderá

 

  • cómo se relaciona exactamente la filosofía con el mantenimiento de motocicletas;
  •  

  • por qué un pensador romántico no arreglará un motor roto por sí mismo; y
  •  

  • por qué la calidad es el equilibrio perfecto entre lo racional y lo espiritual.
  •  

El pensamiento occidental se divide por la mitad, y la otra mitad es el modo “clásico” racional y sin emociones.

 

El viaje del narrador comienza al comienzo de un viaje en motocicleta que planea con su hijo, Chris, y una pareja casada, John y Sylvia Sutherland.

 

En un nivel filosófico, el narrador representa el modo clásico , mientras que Sutherlands representa el [ 19459004] romántico .

 

Utilizando la metáfora del mantenimiento de motocicletas, el modo clásico de pensamiento encuentra su expresión en el conocimiento racional y la experiencia de un ingeniero o mecánico .

 

Un pensador clásico como un mecánico comprende todos los detalles técnicos que hacen que una máquina funcione, cómo encajan entre sí y, lo que es más importante, cómo encontrar lo que está mal y solucionarlo si la máquina no funciona correctamente.

 

Cuando se le presenta un motor, por ejemplo, una mente clásica está fascinada por los ricos símbolos y funciones subyacentes de la forma que hacen que una máquina funcione: los engranajes, las correas, los pistones y todas las interacciones complicadas que hacen Una máquina lo que es.

 

Más allá del mantenimiento de motocicletas, otros ejemplos del pensamiento clásico incluyen cosas como el método científico, la lógica y las matemáticas.

 

Estos campos están respaldados por sistemas altamente sistemáticos, confiables y racionales. Cumplen con un conjunto establecido de reglas que han sido probadas y verificadas. Cada nueva innovación dentro de un sistema se basa en normas preexistentes, que a su vez se basan en los mismos estándares y reglas, lo que hace que el modo clásico de pensamiento sea predecible, directo y sin emociones.

 

Finalmente, el modo clásico tiene como objetivo llevar el control y el orden al caos del mundo.

 

Lo contrario de una mente clásica es lo romántico: pensamiento impulsado por impulsos emocionales y creativos.

 

En contraste con la mente “clásica” del narrador, sus compañeros de viaje, John y Sylvia Sutherland, representan el modo de pensamiento “romántico”.

 

Los Sutherlands se niegan a aprender cómo reparar su motocicleta por su cuenta, a pesar de que sería mucho más barato hacerlo, y podrían hacerlos más autosuficientes, sabiendo los conceptos básicos de cómo funciona la máquina.

 

Por ejemplo, cuando la motocicleta de la pareja comienza a tener problemas, el narrador sugiere una solución aproximada, hágalo usted mismo: usar una lata de refresco para reemplazar una parte defectuosa, una idea que horroriza a John, como lo haría comprometer la estética elegante y romántica de su costosa motocicleta BMW. Rechaza el consejo de su amigo e insiste en llevar la bicicleta a reparar.

 

Como pensador clásico, el narrador no entiende por qué John preferiría pagar, tanto en términos de dinero como de tiempo, por algo que se podría arreglar fácilmente.

 

Sin embargo, el narrador pronto se da cuenta de que la razón por la cual los Sutherlands se niegan a aprender o comprender el funcionamiento de su bicicleta es que les molesta el poder progresivo de la tecnología en sus vidas. Su negativa a comprometerse con la tecnología es simplemente su forma de combatirla.

 

En general, los románticos son impulsados ​​por los modos de vida emocional, inspirador, creativo, imaginativo e intuitivo. Las fortalezas del modo clásico son vistas como debilidades por personas de mentalidad romántica. Ven la experiencia humana como ni predecible ni controlable; en cambio, la vida está llena de caos y emoción, las mismas fuerzas que los pensadores clásicos parecen ignorar o intentar controlar.

 

El narrador está desconcertado por la admiración de sus amigos por su motocicleta como un objeto hermoso, al tiempo que rechaza su eficiencia como una máquina poderosa. Sin embargo, los románticos a menudo valoran la estética sobre la aplicación práctica. ¡Para Sutherlands, comprender su máquina simplemente socavaría su belleza!

 

La naturaleza dual de Fedro, una “locura” ahora curada, atormenta la mente clásica del narrador.

 

Durante el viaje por carretera, el narrador comienza a recordar y revelar partes de su identidad pasada, que él llama Phaedrus, una “locura” que se curó después de someterse a una terapia de electrochoque.

 

Fedro era un estudiante de filosofía y profesor de inglés que luchaba con la tensión entre los modos de pensamiento clásico y romántico.

 

Inicialmente había estudiado ciencias, pero rápidamente se desilusionó con su enfoque en la racionalidad y su apariencia de seguridad en sí mismo.

 

Phaedrus se dio cuenta de que detrás de cada explicación siempre puede haber un número infinito de otras posibles explicaciones. Así comenzó a buscar otras formas de entender el mundo.

 

Sin embargo, cuando comenzó a desafiar y cuestionar los sistemas de pensamiento existentes, también comenzó a exhibir un comportamiento cada vez más antisocial e incluso signos de enfermedad mental.

 

Fedro fue colocado en una institución de salud mental y se le prescribió terapia de electrochoque para “curarlo” de su enfermedad.

 

Cuando se despertó muchos meses después, el narrador recordaba poco de Fedro y sus pensamientos. Dejó su puesto de profesor en la universidad, y él, su esposa e hijo se mudaron.

 

Según el narrador, mientras que algunas personas podrían juzgar una experiencia como el “descanso” mental de Fedro como una enfermedad que necesita curarse, otras culturas podrían verlo de manera diferente, como un momento profundo o período de iluminación.

 

El narrador se debate entre luchar contra los recuerdos reemergentes de Phaedrus y abrazarlos. El contraste entre sus puntos de vista sobre la vida y la perspectiva de Phaedrus crea una tensión que se acumula hasta el final de la historia.

 

Si bien el narrador parece estar vinculado a su mente clásica, pronto queda claro que Fedro tenía la capacidad de combinar formas de pensamiento tanto clásicas como románticas.

 

“Calidad” es una solución teórica para conciliar la división entre lo clásico y lo romántico.

 

Mientras estudiaba filosofía, Fedro comenzó a desarrollar su propia filosofía, que causó y finalmente curaría su “locura”.

 

Fedro creía que la dicotomía de lo clásico versus lo romántico, tan central en el pensamiento occidental, es responsable de la insatisfacción, la confusión y la falta de sabiduría en la sociedad moderna.

 

Cuando John Sutherland no pudo encender el motor de su motocicleta, lo molestó profundamente ya que era una intrusión en su realidad. Le recordó la presencia omnipresente de la tecnología, una fuerza de la cual su mente romántica había intentado escapar con tanta fuerza.

 

Phaedrus creía que si queremos vivir de una manera que promueva el bienestar y la sabiduría, debemos encontrar una manera de aplacar el antagonismo entre lo clásico y lo romántico con el concepto de calidad.

 

Calidad es un enfoque filosófico que incluye los modos de pensamiento clásico y romántico, integrando el lado romántico en el canon del racionalismo.

 

En sus reflexiones, Fedro describe las formas en que las personas seleccionan consciente e inconscientemente de millones de posibles estímulos las cosas específicas sobre las cuales enfocamos la atención.

 

Las personas con mentalidad clásica tienden a reconocer sus percepciones del mundo y luego las clasifican y dividen en función de las características individuales, creando así el orden del caos.

 

Los románticos en contraste tienden a admirar y exaltar el caos y la riqueza de las experiencias de la vida.

 

La calidad no rechaza ninguno de los enfoques sino que incorpora ambos al reflexionar sobre la inmensidad del conjunto original de estímulos, a partir del cual reunimos nuestras versiones de “realidad” y “verdad”.

 

Vivir de acuerdo con el principio de calidad no es una tarea fácil; tanto el dolor como la felicidad son el resultado.

 

Aunque la filosofía de la calidad está destinada a conciliar los modos de pensamiento clásico y romántico, sin duda fue una lucha para el narrador.

 

A pesar de las críticas de Raedrus a la racionalidad, las definiciones establecidas y el fanatismo ciego, sin embargo, emplea todos estos elementos en sus críticas a sí mismo.

 

Por ejemplo, cuando la universidad donde enseñaba estaba bajo la influencia de la política estatal de derecha, Phaedrus sintió que la integridad académica y la libertad estaban siendo comprometidas y presionó para que la acreditación de la universidad fuera revocada en protesta.

 

Al justificar sus acciones, Fedro compara una universidad con una iglesia. Él dice que las personas que dirigen una organización como una iglesia deben cumplir con los estándares establecidos por el “estado mental” de esa organización.

 

Esencialmente, una iglesia, como una universidad, no es la propiedad en la que se encuentra o los trabajos que proporciona, sino el espíritu y la energía de las ideas detrás de ella.

 

Al llegar a esta epifanía, Fedro se regaña a sí mismo por haber perseguido durante tanto tiempo solo lo racional, a pesar de saber que las explicaciones racionales no pueden proporcionar el único camino para la comprensión. Entonces se dio cuenta de que había sido ciego al lado “romántico” o espiritual de la vida.

 

El intento de conciliar el pensamiento clásico y romántico, o luchar por la “calidad” y el equilibrio en la vida de uno, llevó a la lucha personal y, finalmente, a la “locura” de Fedro.

 

Este colapso también causó dolor a su familia. Durante el viaje, el narrador se preocupa de que Chris también muestre signos de salud mental comprometida, quejándose de dolores de estómago psicosomáticos y exhibiendo cambios de humor dramáticos, y el narrador se culpa a sí mismo.

 

Aunque la crisis de Phaedrus obligó al narrador a abandonar la enseñanza y trasladar a su familia a otra ciudad, explica que su hijo todavía extraña a Phaedrus y todo lo que él representaba.

 

Aunque Fedro fue la causa del dolor y la felicidad, al final de la historia, el narrador puede abrazar su antigua identidad, y padre e hijo se alejan en su motocicleta, felices.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Si bien la división entre la ciencia y las humanidades puede parecer vasta, eso no significa que las dos no sean reconciliables. De hecho, cerrar esta brecha es absolutamente necesario si queremos comprender mejor las complejidades de la condición humana.

 

Consejos prácticos:

 

Expande tus horizontes.

 

Si eres una “persona de humanidades” que no sabe lo primero sobre cómo funcionan las cosas básicas, como la tubería de tu fregadero o el motor de tu auto, apúntate a aprender sobre la mecánica detrás de las tecnologías cotidianas. Sin embargo, si tiene una mentalidad más científica y está menos comprometido con las humanidades, considere leer un poema o dos o llevar un diario de autorreflexión.

 

Lecturas adicionales sugeridas: El arte de la guerra por Sun Tzu

 

Miles de años de antigüedad, El arte de la guerra es un tratado militar chino que se considera el trabajo definitivo de las tácticas y estrategias militares. Ha influido mucho en las tácticas militares, así como en la estrategia comercial y legal tanto en Oriente como en Occidente. Líderes como el general Douglas MacArthur y Mao Zedong se han inspirado en ello.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a hola@epicurea.org con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La última introducción a la PNL

The Ultimate Introduction to NLP (2012) ofrece una introducción fascinante de la programación neurolingüística, o PNL, un enfoque novedoso de las formas en que sus pensamientos y lenguaje pueden "programar" sus emociones, comportamiento y comunicación. Cuando aprenda a dominar la PNL, se conectará mejor con las personas que lo rodean, tendrá una perspectiva más saludable del futuro y también llevará una vida más feliz.

Por qué el budismo es verdadero

Por qué el budismo es verdadero (2017) analiza científicamente las enseñanzas y las prácticas meditativas del budismo. Robert Wright presenta una cantidad impresionante y sorprendente de datos e investigación, todo lo cual sugiere que incluso las enseñanzas más esotéricas del budismo pueden tener una base sólida en la ciencia.

El Manifiesto de Motivación

El Manifiesto de la Motivación (2014) explica las fuerzas impulsoras fundamentales de la naturaleza humana y cómo nos ayudan a realizar o nos alejan de los objetivos de nuestra vida. En unos sencillos pasos, aprenderá a inspirar y aumentar sus propios niveles de motivación para vivir una vida más feliz.

Youthnation

YouthNation (2015) ofrece información esencial sobre la juventud moderna: un fenómeno de generación, estilo de vida y naciente que será esencial para el éxito de cualquier empresa en el futuro. Este resumen le enseñará los entresijos de YouthNation y lo ayudará a desarrollar una estrategia actualizada para su empresa.

Tiempo y cómo gastarlo

Tiempo y cómo gastarlo (2019) se basa en la investigación científica para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones sobre cómo usar su tiempo libre. Con tantas opciones compitiendo por nuestra atención en estos días, el autor James Wallman ofrece una lista de verificación sencilla que puede ayudar a las personas a pasar su tiempo de maneras más significativas y gratificantes.

Escritura que funciona

Writing That Works (1981) es la guía definitiva para la escritura comercial. Este resumen está lleno de consejos sobre cómo escribir comunicaciones comerciales claras, convincentes y sucintas, que abarcan desde informes trimestrales hasta presentaciones, correos electrónicos e incluso currículums.