La paradoja del poder

0 Shares
0
0
0

Explora la dinámica del poder y cómo aprovecharlo en tu vida.

 

La palabra “poder” se usa mucho. Pero, a pesar de esta discusión, su significado a menudo no está claro. A veces denota algo siniestro y maquiavélico; a veces, algo envidiable e impresionante.

 

Es cierto que el poder puede corromper incluso a los mejores de nosotros, pero esto no debería hacernos denunciarlo o rechazarlo.

 

El poder puede y debe ser una fuerza para el bien. Para lograrlo, debemos actuar de manera compasiva y desinteresada hacia nuestros compañeros, de lo contrario no seguirán nuestra influencia, y no debemos dejar que nuestro poder se nos suba a la cabeza, ya que entonces perdemos la capacidad de empatizar con los demás. Una vez que se pierde esta habilidad, corremos el riesgo de perder nuestro poder y, por lo tanto, la capacidad de mejorar la vida de los demás.

 

Este resumen lo ayudará a comprender la naturaleza del poder y cómo usarlo para el bien de todos.

 

En este resumen, también aprenderá

 

  • cómo los pacientes con cáncer se empoderan a través de la narración de cuentos;
  •  

  • por qué escribir lo que agradeces es importante para el auto-empoderamiento; y
  •  

  • cómo los jugadores de la NBA usan el poder del estímulo para elevar sus equipos a nuevas alturas.
  •  

El poder se trata de cambiar vidas y juega un papel clave en las relaciones e interacciones cotidianas.

 

¿Qué significa tener poder? ¿Es algo esquivo que solo pertenece a presidentes, políticos y celebridades?

 

La verdad es que la gente común usa el poder en las interacciones ordinarias para motivar a un empleado a hacer un buen trabajo, por ejemplo, o para que sus hijos coman sus verduras y hagan su tarea.

 

Cada vez que alguien usa la influencia para hacer una diferencia en el mundo, ese es el poder a gran escala en acción.

 

Las hazañas de Thomas Clarkson son un gran ejemplo de poder en acción. En 1785, Clarkson era estudiante en la Universidad de Cambridge cuando ganó un concurso de escritura con un ensayo que detallaba los horrores del comercio de esclavos. En ese momento, la mayoría de las economías europeas dependían en gran medida del brutal comercio de esclavos, y millones fueron transportados por la fuerza para su trabajo.

 

El ensayo galardonado de Clarkson fue solo el comienzo. Pronto escribió más panfletos y cartas sobre el tema y convenció a muchas personas para que boicotearan el azúcar que los esclavos cosechaban en los territorios británicos. Finalmente, estas protestas fueron tan poderosas que el Parlamento de Gran Bretaña prohibió la esclavitud.

 

Clarkson usó el poder para lograr un gran cambio, pero el poder también existe en las relaciones e interacciones cotidianas. Por ejemplo, la dinámica de poder entre dos hermanos también puede cambiar la vida de una persona.

 

Durante la adolescencia, un hermano mayor a menudo será más fuerte e inteligente, con más educación; en resumen, tienen poder sobre su hermano menor. Disfrutar de este poder en la vida temprana a menudo empuja a los hermanos mayores a buscar el poder de las posiciones a medida que crecen, también los lleva a tener una perspectiva generalmente más tradicional y conservadora. Por otro lado, los hermanos menores, que carecen de esta experiencia de poder, serán más cooperativos e innovadores cuando sean adultos.

 

Debido a que el poder es tan omnipresente, los científicos han estudiado durante mucho tiempo cómo se usa. En un estudio, conocido como “paradigma de discusión grupal sin líderes”, los psicólogos estudiaron la dinámica de poder de la vida cotidiana. El experimento involucró la observación de un grupo de extraños a quienes se les pidió que cooperaran para resolver un problema sin que se les ofreciera ningún papel asignado u orientación. Fascinantemente, los investigadores descubrieron que algunos participantes asumieron naturalmente el poder al ser los primeros en ofrecer sus opiniones o alentar a otros.

 

Los que mejoran la vida de los demás obtienen el poder, y los que retienen a las personas lo pierden.

 

Hay muchas opiniones en las redes sociales en estos días, pero la multitud de usuarios de Instagram son bastante similares: cada uno está ansioso por ganar una buena reputación y obtener influencia dentro de su círculo social.

 

¿Y cómo pueden obtener esta influencia? La investigación muestra que la influencia está determinada por la capacidad de una persona para mejorar la vida de los demás.

 

El autor hizo este descubrimiento hace 20 años, cuando realizaba un experimento en la Universidad de Wisconsin en Madison.

 

Se les pidió a los estudiantes que completaran una encuesta que calificara cuánta influencia o poder tenían otros estudiantes sobre ellos. Estas encuestas se completaron una segunda vez después de cuatro meses, y una tercera vez después de nueve meses. También se les pidió a los estudiantes que calificaran sus propios niveles de entusiasmo, amabilidad, concentración, calma y apertura, categorías que se conocen como “las Cinco Tendencias Sociales Grandes”.

 

Los datos revelaron que la capacidad de mostrar entusiasmo y expresar amabilidad hacia los demás fueron los factores más importantes para determinar la influencia y el poder social de alguien. En otras palabras, aquellos que benefician a sus compañeros son recompensados ​​con poder.

 

No es tan diferente en el Ártico, donde las tribus inuit otorgan respeto y poder a quienes comparten comida. La carne, en particular, brinda los mayores beneficios, y los hombres que proporcionan la mayor cantidad de alimentos tienen la mejor oportunidad de conseguir un compañero. Para las mujeres, la generosidad hacia sus pares resulta en ayuda con el cuidado de los niños.

 

En todas estas situaciones, la investigación muestra que aquellos que detienen al grupo al no ayudar tienen menos poder.

 

La investigación en una universidad de la costa este siguió a un equipo de remeros. El miembro del equipo con la menor cantidad de influencia fue, como era de esperar, el único miembro del equipo que frecuentemente llegaba tarde al entrenamiento y se desempeñaba mal.

 

En el próximo capítulo, veremos cómo las personas con poder manejan el complicado negocio de aferrarse a él.

 

El poder se puede mantener a través de la generosidad y la gratitud, los cuales también pueden ayudarnos a sanar.

 

Como Peter Parker aprendió cuando se convirtió en Spider-Man, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. De hecho, aunque es difícil obtener influencia y poder, es muy fácil perderlos. Es decir, a menos que tome en serio los siguientes consejos.

 

Continuar siendo generoso y alentador con los demás es la primera clave para mantener el poder.

 

En 2008, el autor y su equipo de investigación de UC Berkeley pasaron siete meses observando a jugadores de la NBA. En ese momento, identificaron 25 tipos diferentes de gestos alentadores que implican contacto físico, incluidos chocar los cinco, golpes en el pecho y abrazos. Las estadísticas muestran que cuanto más se usan estos gestos físicos en un compañero de equipo, más apreciado y empoderado se sentiría, mejorando así su rendimiento y haciéndolo feliz de apoyar al compañero de equipo que había iniciado el gesto.

 

Otras formas de mantener el poder son usar la gratitud y contar historias que unan a las personas.

 

En un estudio de 2003, se pidió a los participantes que registraran cinco cosas que los hicieron sentir agradecidos, todos los días, durante nueve semanas. Posteriormente, los resultados mostraron que los participantes más agradecidos también fueron los más saludables con la menor cantidad de estrés. Estos participantes también tenían la mejor posición social, con altos niveles de influencia y poder.

 

La investigación realizada durante varias décadas examinó a los participantes que experimentaron un trauma, como los estudiantes con estrés severo durante los exámenes, las parejas que se divorciaron y los pacientes diagnosticados con enfermedades potencialmente mortales.

 

Sorprendentemente, los participantes que usaron habilidades de narración de cuentos para describir sus experiencias intensas con gran detalle vieron una reducción en el estrés y la tristeza. Las calificaciones de los estudiantes mejoraron y los niveles de células T de pacientes con cáncer aumentaron. Mientras tanto, aquellos que se expresaron en historias planas y sin emociones permanecieron igual.

 

Los resultados sugieren que los participantes que contaron historias cautivadoras se interesaron por los demás, lo que estrechó el vínculo social entre ellos y sus oyentes, reduciendo así el estrés general del grupo social.

 

En el próximo capítulo, veremos los aspectos negativos del poder.

 

La adquisición de poder puede conducir a la impulsividad y la falta de empatía, que tratamos de justificar con historias de excepcionalismo.

 

¿Qué tipo de personas vienen a tu mente cuando piensas en los efectos corruptores del poder? ¿Políticos, tal vez? ¿O banqueros codiciosos? Bueno, la verdad es que todos somos susceptibles a los peligros del poder.

 

En particular, el poder puede reducir nuestra empatía y alentar nuestra naturaleza egoísta.

 

Un estudio les pidió a los participantes que recordaran momentos en que se sentían poderosos o impotentes; Mientras revivían estos momentos de mayor o menor potencia, se les mostró un video de la mano de alguien apretando una pelota de goma.

 

Se demostró que aquellos que experimentaban impotencia eran más propensos a imitar el apretón de la pelota, mientras que aquellos que se sentían poderosos no mostraban evidencia de esta imitación. Los investigadores creen que los impotentes eran empáticos como una forma de generar simpatía y confianza. Los poderosos, por otro lado, simplemente no necesitaban ser empáticos.

 

En otro estudio realizado por una compañía holandesa, 1,275 participantes completaron encuestas que les pedían que marcaran su posición dentro de su organización en una escala del 1 al 100, siendo 100 el presidente o CEO de la compañía. Luego se les preguntó si alguna vez habían tenido una aventura sexual o si habían considerado engañar a su pareja. Los resultados mostraron que el 26.3 por ciento de los participantes admitieron haber hecho trampa, y la mayoría de estas personas calificaron su posición de poder como alta.

 

Además de ser más egoístas, las personas con poder a veces racionalizarán su comportamiento irrespetuoso con excusas cuestionables.

 

Durante un estudio, el autor mostró un gráfico con los últimos 30 años de ingresos familiares promedio de los Estados Unidos. Luego pidió a los participantes que ofrecieran su opinión sobre por qué la riqueza se ha distribuido de manera desigual al 10 por ciento superior.

 

Los participantes de clase alta creían que el diez por ciento superior ganaba su riqueza a través de la habilidad, la inteligencia y el trabajo duro. Los participantes más pobres, por el contrario, creían que el diez por ciento superior había disfrutado de acceso privilegiado a recursos como la educación de calidad y la estabilidad que brinda el crecimiento en un vecindario próspero.

 

Cuando se trata de injusticia social, los ricos tienen formas de racionalizar su situación para sentirse menos culpables.

 

Los impotentes sufren más, lo que disminuye su capacidad de hacer una diferencia en el mundo.

 

Hay una buena posibilidad de que, en un momento u otro, te sientas estresado por tener que hacer una presentación. ¿Pero sabías que esto se debe a la impotencia? Durante la Trier Social Stress Task (TSST), se pidió a los participantes que pronunciaran un discurso sobre temas difíciles como la eutanasia, con solo diez minutos de tiempo de preparación.

 

Los datos muestran que una audiencia de extraños en una situación como esta, con su capacidad de otorgar aprobación o desaprobación, asumirá el papel de poder. Como resultado, los participantes responden instintivamente con una reacción de lucha o huida: la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de estrés se disparan, y el sistema inmunológico se bloquea.

 

Desafortunadamente, el estrés que proviene de una posición de impotencia es experimentado diariamente por los desfavorecidos en la sociedad. Está claro por qué:

 

Se ha demostrado que la policía, que ocupa un papel tradicional de poder, tiene más probabilidades de buscar y abusar físicamente de hombres afroamericanos y latinos en paradas de tráfico aleatorias.

 

Mientras tanto, los afroamericanos tienen menos opciones de vivienda y reciben sentencias más severas por parte de los tribunales. Además, se ha demostrado que los empleadores son más críticos con los currículums de los solicitantes de empleo afroamericanos. Naturalmente, toda esta impotencia genera agresión, estrés y problemas de salud.

 

Los neurocientíficos han realizado estudios a largo plazo que revelaron los efectos fisiológicos de la impotencia.

 

Cuando los niños de familias de bajos ingresos alcanzan los 11 años de edad, sus cerebros estaban cinco por ciento menos desarrollados en áreas relacionadas con el lenguaje, la racionalidad y el control del estrés. Los investigadores notaron el impacto negativo que esto tendría en el aprendizaje, enfrentando amenazas o desafíos y haciendo contribuciones significativas a la sociedad.

 

Este estudio concluyó que aquellos criados en familias de bajos ingresos tienen más probabilidades de tener trastornos cardiovasculares relacionados con el estrés y también tienen un riesgo de morir de enfermedades comunes de un 20 a un 40 por ciento más.

 

Los problemas que rodean a los poderosos e impotentes no se limitan a los tribunales y salas de juntas. Comprender el alcance de estas dinámicas puede ayudarnos a combatir el racismo, el sexismo, la homofobia y otras desigualdades en nuestra sociedad.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Independientemente de nuestras diferencias, debemos aprender a respetarnos de todo corazón. Al escuchar con intención, reconocer los logros de otros y practicar la gratitud, podemos empoderar a otros para que contribuyan al mundo.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a hola@epicurea.org con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Sugerido más lectura: Influencia invisible por Jonah Berger [1945912 [1945912 ]  

Influencia invisible (2016) se trata del efecto que otras personas tienen en la ropa que usas, la música que te gusta y las decisiones que tomas. Este resumen explica cómo otras personas moldean sus acciones, pensamientos y preferencias, y cómo al comprender este proceso, puede tener un mayor control sobre estas influencias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

El algoritmo maestro

Aunque es posible que no lo sepa, los algoritmos de aprendizaje automático ya se están infiltrando en todos los aspectos de la vida humana, y se vuelven cada vez más poderosos a medida que continúan aprendiendo de una cantidad cada vez mayor de datos. El algoritmo maestro (2016) proporciona una visión general de qué tipo de algoritmos ya existen, los problemas que enfrentan, las soluciones que pueden proporcionar y cómo van a revolucionar el futuro.

Ganancias extrañas para padres

Weird Parenting Wins (2019) le muestra cómo no perderlo mientras cría a sus hijos: todo lo que necesita es un poco de locura. Eso significa ser creativo y juguetón. Los niños se acercan a la vida listos para desplegar su imaginación a cada paso, y este libro en resumen muestra cómo puedes ser igual de imaginativo. Encontrarás formas de facilitar la vida de toda la familia e incluso divertirte en el proceso.

Walden

Walden (1854) es el resultado de los dos años que Henry David Thoreau pasó en el bosque en la costa norte de Walden Pond, un lago en Massachusetts. Es una explicación práctica y filosófica de cómo se mantuvo a sí mismo a través de la agricultura y la construcción de su propia casa, y lo que aprendió sobre la naturaleza humana al vivir una vida más simple. Aunque fue una experiencia profundamente personal, el enfoque de Thoreau hacia la sociedad nos enseña cómo nosotros también podemos acercarnos al mundo moderno.

El interruptor de fuerza

The Strength Switch (2017) demuestra cómo los padres pueden emplear la crianza basada en la fuerza en escenarios familiares. Muestra que los niños pueden florecer y florecer si los padres cambian su enfoque hacia las fortalezas de sus hijos en lugar de ser demasiado críticos.

La guerra contra el periodismo

La guerra contra el periodismo (2015) explora los desafíos que enfrentan los periodistas mientras busca la verdad en medio del creciente control estatal y las críticas del sector privado. A pesar de que Internet ha permitido a los medios de comunicación acceso sin precedentes a las personas y la información, la tecnología y las nuevas reglas del juego han hecho que la búsqueda de hechos sea una búsqueda mucho más problemática.

Aquí es donde usted pertenece

This is Where You Belong (2016) es una guía para amar la ciudad en la que vives. Este resumen explica cómo disfrutar de tu vida donde sea que estés descubriendo todas las increíbles oportunidades que ofrece tu ciudad.