La guerra del arte

0 Shares
0
0
0

Aprende a superar tus miedos para hacer realidad tus sueños más grandes.

 

¿Alguna vez has sentido que estabas destinado a hacer algo grandioso, como escribir una novela, dirigir una película o comenzar una organización benéfica? ¿Te encuentras despertando todos los días y pensando en tu objetivo, pero luego solo encogerte de hombros y posponerlo hasta mañana?

 

Eso no es lo que realmente planeas comenzar mañana: esa es la llamada resistencia que te impide realizar todo tu potencial. La resistencia es una fuerza negativa que se opone a cualquier creatividad y nos impide cumplir nuestros sueños.

 

Este libro lo ayudará a identificar y comprender las formas en que la resistencia, en este momento, le impide trabajar hacia lo que realmente desea. Ofrece consejos importantes sobre cómo derrotar la resistencia para que pueda realizar sus sueños, hacer lo que realmente estaba destinado a hacer y dar un gran ejemplo a los que sueñan.

 

En este resumen, aprenderá:

 

  • cómo el fracaso, como una película o un manuscrito en ruinas, puede ayudarte a alcanzar tus sueños,
  •  

  • cómo las jerarquías de las que forma parte trabajan para sofocar su creatividad, y
  •  

  • cómo Oprah Winfrey creó el programa de entrevistas matutino más popular de Estados Unidos en cuestión de meses.
  •  

Una fuerza mental llamada resistencia se opone a todos nuestros esfuerzos y afecta a todos.

 

¿Alguna vez has tenido un sueño ambicioso pero has dudado en actuar? Tal vez quisiste escribir una gran novela o comenzar un nuevo negocio innovador, pero ¿cierto sentimiento te detuvo?

 

Ese sentimiento se llama resistencia : es la fuerza que siempre nos impide realizar nuestros sueños y lograr lo que estamos destinados a hacer.

 

Cualquier cosa nueva en nuestra rutina que nos aleje de lo habitual irá naturalmente acompañada de resistencia. La resistencia es negativa, y siempre se opone al cambio o algo nuevo. Por ejemplo, si siente un llamado para comenzar un nuevo negocio, la resistencia será la voz que lo insta a permanecer en su trabajo actual y no arriesgarse en un proyecto que puede fallar. Si desea comenzar una nueva dieta, la resistencia será la voz que le dirá: “Siempre puedo comenzar la dieta mañana, incluso si no lo hago hoy”.

 

Esta sensación de resistencia es perfectamente normal. Es impersonal y universal, y afecta a cualquiera y a todos. La resistencia tampoco discrimina entre intereses: sentirás resistencia si quieres hacer algo por ti mismo, como la dieta o algo para ayudar a otros, como comenzar una organización benéfica. Necesitamos aceptar que la resistencia es natural y dejar de pensar que nos ataca personalmente.

 

De hecho, la resistencia incluso afecta a las personas que tienen experiencia en lo que hacen. Por ejemplo, el actor Henry Fonda, incluso en su edad avanzada, vomitó antes de cada actuación teatral. Ser un actor consumado no le impidió sentir miedo cada vez que tenía que subir al escenario.

 

La resistencia puede manifestarse de muchas maneras. El miedo al fracaso, la duda o la dilación son diferentes formas de resistencia. Podemos aprender a vencer la resistencia volviendo a centrarnos constantemente en nuestros sueños, comprometiéndonos con nuestro oficio y aceptando que la resistencia desafiante es una parte natural y necesaria del viaje.

 

La resistencia nos impide convertirnos en lo que debemos ser, a menos que lo usemos para nuestro beneficio.

 

¿Hay algo en la vida que sientes que debes hacer? ¿Quizás quieres escribir cuentos o diseñar muebles? Ese es tu llamado : tu mayor pasión que satisface el hambre de tu alma.

 

Cada uno de nosotros tiene dos vidas separadas, nuestra vivió y vidas no vividas. Vivimos todos los días en nuestra vida normal, pero tenemos otra vida no vivida donde tenemos un sueño no realizado.

 

¿Por qué estás esperando que el futuro comience a trabajar hacia ese sueño? Probablemente porque sientes miedo y dudas, ambas formas de resistencia. La resistencia nos impide realizar nuestros sueños no vividos. Por ejemplo, si su sueño es escribir una gran novela, sentirá miedo, tal vez un miedo al rechazo de los editores, o de no cumplir con las expectativas de otras personas (o las suyas). Ese miedo puede evitar que incluso intentes escribir.

 

En lugar de dejar que la resistencia te detenga, úsala a tu favor. Está bien sentir miedo y dudas: estas emociones significan que realmente te preocupas por tu sueño. No temerías fallar en algo si no te apasionara profundamente. El miedo puede ser una buena indicación de que su sueño es lo suficientemente significativo como para perseguirlo.

 

Incluso las personas exitosas aún sienten miedo. Esto se ilustra con un sentimiento a menudo expresado por los actores de Hollywood. El anfitrión de Inside the Actor’s Studio a menudo pregunta a los invitados por qué eligieron ciertos roles. Muchos profesionales responden que eligen roles de los que tienen miedo; reconocen que el miedo indica su pasión por esos roles, por lo que deberían perseguirlos.

 

Al igual que estos actores, puedes usar el miedo para motivarte. No te dejes controlar por el miedo y la duda: reconoce que estas emociones pueden ayudarte a orientarte hacia los sueños que más te importan.

 

La mejor manera de combatir la resistencia es ser un profesional y tratar tu sueño como un trabajo a tiempo completo.

 

¿Cómo persigues tu sueño? ¿Intentas trabajar en eso unas horas aquí y allá? Esto es un error. En cambio, trate de pensar en usted mismo como trabajando constantemente en él, inmerso en él, como un trabajo de tiempo completo.

 

Puedes ser bastante creativo en cómo utilizas tu tiempo para tu sueño, incluso si todavía tienes un trabajo “regular”. Por ejemplo, Quentin Tarantino no fue a la escuela de cine, sino que trabajó en una tienda de alquiler de videos. Vio películas en el trabajo y usó su “tiempo libre” para dirigir pequeños proyectos. Una vez, uno de sus proyectos fue destruido en un incendio. En lugar de sentir que había fallado, Tarantino se dio cuenta de que aunque nunca pudo terminar la película, el proyecto todavía le había enseñado más de lo que cualquier clase de escuela de cine podría haberlo hecho.

 

Una persona como Tarantino que se dedica y no se rinde cuando se enfrenta a un revés es un “profesional”. Su compromiso con su oficio lo demuestra.

 

También puedes transferir habilidades de tu trabajo diario a tu sueño, incluso si tu trabajo diario es muy diferente. ¿Vas a trabajar todos los días, a tiempo? ¿Sigues trabajando incluso cuando tienes distracciones en tu vida personal? Probablemente lo hagas. Las habilidades de autodisciplina que perfeccionas en el trabajo también se pueden aplicar a tu pasión.

 

Al igual que su trabajo habitual, trabajar a tiempo completo para alcanzar su sueño no siempre es divertido. Pero a menudo tiene la capacidad de impulsar su trabajo diario cuando no lo disfruta, por lo que también puede usar esa capacidad para cumplir su sueño.

 

Considere al autor Somerset Maugham, a quien se le preguntó una vez si escribió de acuerdo con un cronograma. “Escribo solo cuando la inspiración golpea”, respondió. “Afortunadamente ataca todas las mañanas a las nueve en punto”.

 

Esta es una verdad importante sobre los profesionales: no se sientan a esperar la inspiración, sino que trabajan duro día tras día.

 

Ser profesional significa conocerte a ti mismo y a tu oficio.

 

Todos a veces sentimos miedo y dudas, y esto es normal. Como no podemos eliminar permanentemente estas emociones negativas, debemos aprender a combatirlas constantemente. Puede hacer esto de manera más efectiva si se conoce a sí mismo y conoce su vocación lo mejor que pueda.

 

Para aprender sobre ti, debes conocer cuáles son tus limitaciones. No debes esperar hacer todo por ti mismo. Cuando conozca sus limitaciones, sabrá mejor cuándo le ayudará trabajar con otros. Una buena forma de hacerlo es rodearse de otros profesionales.

 

Por ejemplo, Terry Gilliam, un famoso director, trabaja en proyectos en solitario y también como miembro de Monty Python. Una vez ofreció algunos consejos importantes sobre el cine a un entonces prometedor Quentin Tarantino: ser un buen director no significa hacer todo, sino saber cuándo delegar el poder a otras personas con talento, como actores, directores de fotografía o productores. . Un gran director debe conocer los límites de su oficio, para que pueda saber qué áreas se beneficiarían más de las contribuciones de otros.

 

Un profesional también sabe cuándo pedir ayuda. Saber cómo pedir orientación puede ayudarlo a continuar desarrollando su oficio, algo que nunca debe dejar de hacer. Por ejemplo, incluso en el apogeo de su carrera en el golf, cuando era ampliamente considerado el mejor golfista del mundo, Tiger Woods todavía tenía un entrenador.

 

Siempre puedes seguir aprendiendo sobre tu oficio, incluso si ya tienes mucho talento. Los profesionales aprenden a dominar este proceso de aprendizaje constante. Considere a Madonna: ha podido tener una carrera pop tan duradera porque trabaja constantemente para reinventar su imagen, de modo que sus canciones o actuaciones nunca sean aburridas o predecibles.

 

Aunque Madonna ya es considerada una de las mejores estrellas del pop con vida, entiende que ser profesional significa que debes estar constantemente aprendiendo sobre lo que haces.

 

Un profesional derrota la resistencia al ser organizado, paciente y enfrentarse con audacia a la adversidad.

 

Digamos que tu sueño es escribir un libro, y desarrollas la autodisciplina para sentarte y escribir todos los días. Pronto te darás cuenta de que la resistencia no desaparece de inmediato. De hecho, la resistencia puede incluso aumentar a medida que sigue escribiendo, lo que le hace dudar aún más de sus pasiones. Sin embargo, puede debilitar la resistencia siendo persistente y organizado.

 

Para ser profesional, debes ser organizado y paciente. El autor John Updike encarnó esto bien en su proceso de escritura. Él escribió todos los días, pero se centró en caminar de manera uniforme a través del proceso de escritura. No estableció objetivos poco realistas, como escribir una novela en una semana.

 

Al igual que Updike, intenta concentrarte en el proceso de tu trabajo, en lugar de solo imaginar el resultado final. Centrarse en el proceso en lugar de tratar de lograr el objetivo lo más rápido posible ayudará a debilitar la resistencia. Está bien si el proceso es lento, como es normal: debe ser paciente si desea obtener los mejores resultados.

 

Como parte del enfoque en el proceso, también aprende a aceptar que siempre enfrentarás adversidades en el camino. En lugar de dejar de fumar cuando enfrenta un problema, entrénese para ver los nuevos desafíos como pasos a superar para alcanzar su objetivo.

 

Oprah Winfrey es un gran ejemplo de profesional que ha superado desafíos. Al comienzo de su carrera, pocas personas esperaban que un programa de entrevistas presentado por una mujer negra pudiera ganar seguidores, ya que el campo estaba dominado por hombres blancos. También quería centrarse en las vidas y emociones personales de sus invitados, lo cual era poco común en ese momento.

 

Sin embargo, Oprah se mantuvo dedicada a su visión. A los pocos meses de comenzar, creó el programa matutino más visto en los Estados Unidos y ayudó a sacar a la luz muchos problemas previamente no discutidos, como la obesidad y el acoso escolar. En lugar de retroceder contra las críticas, Oprah lo usó como motivación para trabajar más duro, como lo haría un verdadero profesional.

 

Hay fuerzas mentales positivas que podemos usar para contrarrestar la resistencia.

 

Aunque todos deben enfrentar la fuerza negativa de la resistencia, la buena noticia es que también hay fuerzas positivas que nos ayudan.

 

Las musas son una de esas fuerzas positivas. En el poema épico de Homero La Odisea , escribe que hay nueve diosas llamadas Musas que inspiran creatividad e ideas en los artistas. Presentan ideas a artistas dedicados y los ayudan a vencer la resistencia. De hecho, el propio Homero les pidió que pudieran contar la historia de los diez años de lucha de Odiseo para regresar a casa después de la Guerra de Troya.

 

Nosotros también debemos tratar de “invocar” a nuestras musas para aprovechar las fuerzas que nos rodean y así vencer la resistencia. La única forma de hacerlo es a través de la dedicación y el trabajo duro.

 

El trabajo duro también te hará más abierto a otras fuerzas positivas fuera de tu control que pueden ayudarte a vencer la resistencia. Un ejemplo de esto es lo que Platón describió como la “locura” que se apodera de un artista o un artesano.

 

Esta locura es como una creatividad súper cargada: la artista está totalmente poseída por su oficio y el objeto de su creación. Esta fuerza sacude a la artista de sus hábitos diarios, ayudándola a dejar atrás la resistencia.

 

Los profesionales luchan contra las jerarquías para lograr sus objetivos.

 

Ya sea en el lugar de trabajo, en Wall Street, en Hollywood o incluso en la escuela secundaria, todos han tenido que enfrentar la estructura de las jerarquías sociales en su vida. Las jerarquías existen en todas partes. Lo único que comparten las jerarquías es que siempre se oponen al cambio, dictando un lugar fijo para cada miembro de la jerarquía.

 

La mayoría de las personas se definen y se definen por jerarquías en sus vidas, y generalmente las jerarquías son bastante restrictivas.

 

Por ejemplo, muchas personas luchan en lugares de trabajo que se oponen a dar libertad creativa a los empleados. La jerarquía de trabajo, en cambio, mantiene a todos en un rol particular. En tales entornos, no se tolera pensar “fuera de la caja”.

 

Cuando trabajamos dentro de una jerarquía, nos vemos obligados a censurar nuestras acciones tratando de adivinar lo que nuestra audiencia (o clientes) querrá de nosotros. Nos vemos obligados a evaluar nuestro éxito por nuestro lugar en la jerarquía y, por lo tanto, nos vemos obligados a tratar constantemente de escalar dentro de la jerarquía. Además, las jerarquías nos alientan a ver a otras personas como un medio para lograr nuestros objetivos, más que como individuos.

 

Los profesionales no se definen por su lugar en una jerarquía. Más bien, los profesionales luchan contra las jerarquías manteniéndose fieles a su oficio y trabajando para sí mismos en lugar de para una audiencia.

 

Por ejemplo, Steve Jobs, un profesional excepcionalmente notable, fue un notable perfeccionista y firme creyente en su visión. Insistió en decidir todo sobre los productos que desarrolló, desde su diseño hasta cómo los clientes interactuarían con ellos. Al trabajar para hacer realidad su propia visión, en lugar de tratar de adivinar lo que les gustaría a otros, creó la exitosa compañía de electrónica de consumo, Apple.

 

Otro ejemplo se puede encontrar con el autor alemán Rainer Maria Rilke, quien una vez le dijo a un joven poeta que debería escribir para complacer a sí mismo, no a los críticos. Habló de una verdad importante con respecto a los profesionales: cuando su objetivo es estar orgulloso de su propio trabajo, el trabajo será mejor.

 

Los profesionales se comprometen a un determinado territorio donde trabajan para lograr su objetivo.

 

Ya sea que se trate de escribir una canción exitosa o dirigir una película ganadora del Oscar, cada uno de nosotros tiene su propia vocación específica. Y el lugar donde los profesionales trabajan en su vocación se llama su territorio .

 

Por ejemplo, en el caso del ex Sr. Universo Arnold Schwarzenegger, fisicoculturista, actor y político, su territorio es el gimnasio. Entonces, ¿cómo sabes dónde está tu territorio?

 

Primero, tu territorio es donde sientes “sustento”. En este lugar, te sientes satisfecho y desafiado, como si estuvieras mejorando cuando pasas tiempo y trabajas allí. ¡Puedes apostar que cada vez que Schwarzenegger fue al gimnasio, se sintió mucho mejor después que antes!

 

Segundo, tu territorio es el lugar al que reclamas a través del trabajo duro y solo a través del trabajo duro. Por supuesto, muchas otras personas también usaron el gimnasio, pero Schwarzenegger hizo suyo el espacio al trabajar allí, día tras día tras día.

 

En tercer lugar, su territorio es un recurso infinito. El único límite de cuánto puede devolverle su territorio por su trabajo está determinado por la cantidad que le dedica. Considere a Woody Allen, cuyo territorio no es físico como el de Schwarzenegger, sino que es el reino de la película. ¡Allen ha escrito más de setenta guiones y dirigido casi cincuenta películas! Al trabajar duro en su territorio, ha recibido más y más oportunidades para ser creativo y ha podido trabajar en su territorio aún más, e incluso expandirlo.

 

Al igual que Woody Allen, puedes moldear y reclamar tu territorio a través del trabajo duro y la dedicación.

 

Los profesionales que se comprometen con éxito en su territorio no solo se benefician, sino que incluso cambian el campo más amplio en el que trabajan. Por ejemplo, el trabajo inicial de empresarios como Bill Gates y Steve Jobs en su territorio de la computación cambió por completo el mundo. Las computadoras personales pasaron de ser máquinas costosas y complejas a herramientas fáciles de usar que cualquiera podría poseer y operar.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Ya sea tu creativo objetivo es artístico, me gusta escribiendo una novela, o orientada a los negocios, como [ 19459011] gestionando una puesta en marcha, tendrás tendrás a cara negativo fuerzas que se oponen a tu creatividad. Derrotando estas fuerzas a logrando [ 19459012] tus objetivos más altos . puedes hacer esto por aprendiendo a [ 19459012] identifica estas fuerzas y luego superando ] hasta trabajo duro y persistencia.

 

Consejo práctico:

 

Siente miedo? Estás en la derecha pista!

 

Muchas personas sienten miedo cuando emprenden un proyecto creativo. Pero no cometa el error de pensar que este miedo es una señal de que debe renunciar. En cambio, comprenda que el miedo es una reacción natural a la posibilidad de hacer lo que ama. Entonces, en lugar de rendirse, piense en ese miedo como un indicador de que está en el camino correcto con su proyecto, ¡y siga adelante!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Pensar en sistemas

Thinking in Systems (2008) es una introducción al pensamiento sistémico. Este resumen le enseñará cómo ver el mundo en términos de redes interconectadas, al tiempo que detalla cómo los diferentes elementos, relaciones y objetivos hacen que una estructura determinada funcione.

El animal que cuenta historias

The Storytelling Animal (2012) explora la adicción de la humanidad a las historias. Revela su sorprendente valor evolutivo y explica claramente la importancia, así como las complicaciones, que las historias traen a nuestras vidas.

La paradoja vegetal

The Plant Paradox (2017) nos alerta sobre los peligros de comer alimentos vegetales aparentemente saludables. Explora las diferencias entre nuestras dietas y las de nuestros antepasados ​​y nos dice qué productos alimenticios debemos comer y cuáles debemos evitar para mejorar nuestra digestión y mantener nuestro peso óptimo.

La tercera puerta

The Third Door (2018) cuenta la historia de un ambicioso estudiante universitario de 18 años que decidió rastrear a Bill Gates, Warren Buffett, Lady Gaga y muchas más de las personas más famosas del mundo para descubrir cómo se hicieron grandes descanso. Después de piratear el programa de juegos The Price is Right y financiar su aventura con las ganancias, Banayan usó su perspicacia y persistencia para obtener acceso a la élite mundial y conocer sus secretos.

A dónde vas no es quién serás

Donde vas no es quién serás (2015) echa un ojo crítico sobre la manía que rodea el proceso de admisión a la universidad en los Estados Unidos. Durante décadas, los estudiantes y los padres se han convencido cada vez más de que el éxito futuro depende de obtener un lugar en las escuelas más prestigiosas, mientras que las universidades se han involucrado en su propia competencia por un lugar en la parte superior de las clasificaciones escolares. Bruni argumenta que esto ha llevado a un sistema fuera de control que ha causado que las personas pierdan de vista los beneficios reales de la educación superior.

Quien

Quién (2008) es su guía para el mayor problema que enfrenta cada líder empresarial: cómo contratar personal competente. Este resumen está repleto de consejos prácticos sobre cómo garantizar que su empresa tenga un suministro constante de candidatos expertos para elegir y que todos sus empleados estén en sintonía con sus objetivos.