Espere

0 Shares
0
0
0

Descubre el poder del gran momento.

 

Los gatos lo saben instintivamente: no atraparás un mouse si apresuras las cosas. Necesitas sentarte al acecho durante siglos, esperando el momento perfecto para saltar.

 

Como aprenderá en este resumen, no es diferente para los humanos. Si quieres tener éxito, necesitas un momento impecable. Esto implica la capacidad de esperar pacientemente la oportunidad tanto como la capacidad de actuar rápidamente cuando finalmente se presente.

 

Esperar, incluso postergar, puede ayudarlo a convertirse en un mejor atleta, un comerciante de acciones más inteligente y un ejecutivo de marketing más exitoso. Además, aprender a reducir la velocidad le permitirá hacer mejores juicios en su vida personal.

 

En este resumen, descubrirá

 

  • por qué los mensajes subliminales pueden hacerte desear más palomitas de maíz;
  •  

  • qué tan rápido las computadoras contribuyeron a una crisis del mercado financiero mundial; y
  •  

  • por qué la mayoría de los médicos pueden ser racistas pero no lo saben conscientemente.
  •  

En deportes de ritmo rápido como el tenis, el tiempo lo es todo.

 

Durante un apasionante partido de tenis, ¿alguna vez te has detenido a contemplar la ridiculez de ver a dos personas golpear una pelota, de un lado a otro? Este simple acto, sin embargo, es fascinante; y tiene todo que ver con el ritmo y el tiempo de este popular juego.

 

Ser un tenista habilidoso no se trata solo de buenos ojos y reacciones rápidas. La gente tiende a pensar que el talento de un jugador de tenis es producto de su capacidad para determinar rápidamente la velocidad y la trayectoria de una pelota. Pero la cantidad de tiempo que le toma a una persona registrar visualmente una acción es más o menos universal: alrededor de 200 milisegundos.

 

Otra idea errónea es que el talento del tenis está ligado a la velocidad de reacción, es decir, cuanto más rápido pueda reaccionar, mejor debería jugar. Esto es solo parcialmente correcto. Los mejores jugadores de tenis del mundo tienen la capacidad de esperar esa fracción de segundo adicional esencial antes de devolver una volea.

 

Una vez que un jugador ve que su oponente está sirviendo la pelota, tiene aproximadamente 300 milisegundos para hacer un movimiento. ¡La mayoría de las personas se mueven tan rápido como pueden, solo para perder la pelota por completo!

 

Los jugadores expertos son diferentes. Pueden y esperarán hasta 200 milisegundos, tomando la mayor cantidad de información visual posible, antes de golpear la pelota.

 

Muchos deportes populares están de hecho diseñados con este desafío de tiempo en mente. Si el espacio entre un jugador y la red fuera mayor, por ejemplo, un jugador tendría más tiempo para reaccionar. Por el contrario, si la distancia fuera menor, un jugador solo podría reaccionar de manera instintiva.

 

El tenis es un gran ejemplo de la capacidad humana para habilidades preparatorias preconscientes . Un jugador tiene el tiempo justo para detenerse, dejando que su mente inconsciente formule la mejor respuesta pero no el tiempo suficiente para planificar conscientemente un movimiento.

 

Este tipo de reacción tampoco es exclusiva de los campeones de tenis. El tiempo de una fracción de segundo también juega un papel esencial en los negocios y las finanzas.

 

El comercio de alta frecuencia domina las bolsas modernas, pero conlleva serios riesgos.

 

Muchas de las cosas que haces todos los días se hacen más eficientes con las computadoras. En el extremo, los mercados ahora están dominados por comercio de alta frecuencia , la compra y venta de productos financieros a velocidades digitales.

 

El comercio de alta frecuencia ahora representa el 70 por ciento de todas las transacciones de acciones en los Estados Unidos. Pero incluso en el mundo acelerado de Wall Street, los corredores de bolsa se dieron cuenta en cierto punto de que ir más rápido no significa necesariamente mayores ganancias.

 

Veamos un ejemplo. Al principio, la empresa comercial de alta frecuencia UNX vio aumentar sus ganancias cuando aumentó la velocidad de sus transacciones. Para aumentar aún más las ganancias, la empresa trasladó su sede de California a Nueva York, reduciendo la distancia que las transacciones electrónicas tendrían que viajar. Al hacerlo, UNX redujo los tiempos de transacción de 65 milisegundos a 30 milisegundos.

 

Sin embargo, la decisión se produjo con un efecto secundario no deseado. De repente, las ganancias de la compañía comenzaron a caer. Incapaz de entender por qué, la empresa decidió devolver las velocidades de transacción al ritmo más lento de 65 milisegundos. Y como resultado, las ganancias también volvieron a niveles positivos.

 

Entonces, ¿cómo podemos explicar lo que sucedió?

 

El profesor de Yale Frank Zhang examinó un colapso del mercado de valores el 6 de mayo de 2010 que duró solo 18 minutos pero resultó en pérdidas de billones de dólares. Encontró que el rápido ritmo de negociación había aumentado drásticamente la volatilidad del mercado, lo que condujo a cambios extremos en el valor de los productos financieros.

 

Por lo tanto, resulta que cuando el comercio se realiza demasiado rápido, los operadores pueden quedar atrapados en grandes oscilaciones de precios, lo que puede conducir a graves pérdidas, especialmente en momentos de crisis. Sin embargo, hay una velocidad “dulce”, que proporciona la demora suficiente para que un operador evite errores costosos.

 

Sabiendo esto, los expertos financieros buscan constantemente esa velocidad “dulce” para optimizar las transacciones de alta frecuencia.

 

Los mensajes subliminales pueden tener un efecto profundo, cambiando la forma de actuar y pensar.

 

¿Alguna vez has visto el clásico de culto, Fight Club ? ¿Sabías que la película también tiene un solo cuadro que muestra a un hombre desnudo frontal completo? Un movimiento impactante para un éxito de taquilla estadounidense, ¡seguro!

 

Si bien la única forma en que el ojo humano puede “ver” conscientemente una imagen de este tipo es ver la película fotograma a fotograma, la imagen puede ingresar al subconsciente, y lo hace, aunque solo sea por un milisegundo. De hecho, los consumidores desconfían de tales “mensajes subliminales” durante décadas.

 

En 1957, se suponía que James Vicary mostraba mensajes subliminales en la pantalla de una sala de cine de Nueva Jersey utilizando un taquistoscopio de alta velocidad, una herramienta que proyecta imágenes durante un tiempo determinado. Las imágenes, que parpadearon demasiado rápido para que los espectadores las percibieran conscientemente, supuestamente los instaron a comer palomitas de maíz y beber Coca-Cola.

 

¿Y adivina qué?

 

Según Vicary, en ese teatro las ventas de palomitas de maíz aumentaron en un 58 por ciento y las ventas de Coca-Cola aumentaron en un 18 por ciento. Sin embargo, una vez que el experimento de Vicary se hizo público, causó un gran escándalo, y el público expresó hostilidad hacia las agencias de publicidad.

 

Sin embargo, más tarde Vicary dijo que mintió sobre el experimento; décadas después, estudio tras estudio no pudo demostrar con certeza el efecto de las imágenes subliminales en el comportamiento humano.

 

Recientemente, sin embargo, ha salido a la luz nueva evidencia que sugiere que las imágenes subliminales pueden, de hecho, producir un efecto a largo plazo en el comportamiento humano. En 2008, un estudio encontró que mostrar repetidamente el logotipo de Apple a personas sin su conocimiento aumentó la creatividad, más que para aquellos a quienes se les mostró subliminalmente el logotipo de IBM.

 

Incluso antes de esto, otro estudio demostró que las personas que estaban expuestas a mensajes o palabras relacionadas con la vejez o el envejecimiento en realidad cambiaron su comportamiento y comenzaron a caminar más lentamente, peor en las pruebas de memoria e incluso se volvieron más políticamente conservador!

 

Estos experimentos muestran que si desea entregar un mensaje, una estrategia es mostrarlo el tiempo suficiente para tener un efecto, pero lo suficientemente corto como para que las personas no puedan percibirlo conscientemente.

 

Entonces ahora sabemos que el tiempo juega un papel importante en la forma en que vivimos y pensamos. Sin embargo, ¿cómo puede usar el tiempo para lograr sus objetivos personales?

 

Cuando tome decisiones bajo presión, recuerde preguntarse si es un experto o un novato.

 

Imagina que eres el capitán de un equipo de fútbol. Quedan 30 segundos en el reloj y depende de usted tomar una decisión que cambie el juego. En esos momentos de alto riesgo, necesitas saber lo que estás haciendo, y si eres el capitán, probablemente lo hagas.

 

Los expertos no necesitan pensar antes de tomar una decisión. En 1985, el psicólogo Gary Klein entrevistó a los comandantes de bomberos, las personas a cargo de las operaciones de extinción de incendios, para determinar cómo tomaron decisiones en situaciones de emergencia.

 

Sus respuestas fueron unánimes, ya que dijeron que sabían qué hacer, sin deliberación, en base a su experiencia. Si se hubiera propagado un incendio, se concentrarían en rescatar personas; Si el fuego comenzara a extenderse, dirigirían los esfuerzos para apagarlo.

 

Sin embargo, los novatos no pueden confiar en los instintos intestinales, porque todavía no necesariamente los tienen. Klein realizó otro estudio en el que paramédicos y estudiantes de medicina vieron videos de seis personas que realizaban reanimación cardiopulmonar (RCP).

 

Los participantes no sabían que solo una de las seis personas en los videos era un paramédico real. Cuando se les preguntó en qué persona confiarían más para resucitarlos en una emergencia, el 90 por ciento de los paramédicos eligieron instintivamente a la persona más calificada, el paramédico. Sin embargo, solo el 30 por ciento de los estudiantes pudieron identificar al profesional del resto.

 

Recuerde que nadie puede ser un experto en cada situación. Esto significa que cuando un escenario presenta algo nuevo, te conviertes en un novato y debes tomarte tu tiempo para tomar decisiones.

 

El capitán de la Armada estadounidense William Rogers pudo distinguir rápidamente los aviones enemigos de los civiles, pero solo cuando tenía acceso a la información proporcionada por los controles del barco. En un fatídico día en 1988, los controles de la nave fallaron, y con esto, Rogers dejó de funcionar a nivel experto.

 

Bajo presión, tomó una decisión equivocada, derribando un avión de aspecto sospechoso que resultó ser un avión civil. Su error resultó en la muerte de 290 civiles.

 

Pensar demasiado rápido o seguir tu instinto puede conducir a una discriminación involuntaria.

 

Si tuviera que elegir un racista en una multitud, ¿qué marcadores buscaría? ¿Alguien con la cabeza rapada, o con tatuajes de temática racista, o alguien que se parezca a su médico?

 

Curiosamente, muchos médicos, sin darse cuenta conscientemente, brindan una mejor atención a los blancos que a los negros. Más de cien estudios científicos han confirmado este hecho preocupante.

 

Si un paciente blanco sufre de insuficiencia renal crónica, por ejemplo, es probable que un médico recomiende un trasplante, la mejor y más costosa opción de tratamiento. Lo mismo vale para recetar medicamentos trombolíticos para prevenir ataques cardíacos. Pero los mismos médicos dudarán en ofrecer una atención equivalente si el paciente es negro.

 

Entonces, al juzgar a las personas, es mejor cuestionar su respuesta inicial. Si bien ciertamente puede hacer un juicio instantáneo sobre una persona, sepa que su primera impresión puede resultar inexacta al discernir ciertas características.

 

Un estudio de 2007 dirigido por la psicóloga Dana Carney descubrió que al evaluar características humanas complejas como la sociabilidad y la mentalidad abierta, las estimaciones de una persona son más acertadas si una persona toma al menos cinco minutos para pensarlo.

 

Esperar antes de decidirse por alguien le permite cambiar o modificar su reacción intestinal. Entonces, si bien el racismo inconsciente de los médicos puede ser preocupante, la buena noticia es que dichos patrones pueden cambiarse.

 

De hecho, cuando los médicos llamaron su atención sobre este sesgo implícito, comenzaron a recetar más medicamentos a sus pacientes negros que a sus pacientes blancos.

 

Administrar tu tiempo sabiamente y tomarte un tiempo para pensar puede ayudarte a encontrar un compañero de vida.

 

¿Alguna vez ha asistido a un evento de citas rápidas, en el que pasa rápidamente de un socio potencial al siguiente? Tales métodos pueden estar equivocados, ya que la experiencia ha demostrado que tomarse su tiempo para encontrar el amor es generalmente una estrategia más exitosa.

 

Cuando se trata de encontrar un compañero, las decisiones instantáneas pueden ir en tu contra. Los sitios de citas en línea hacen hincapié en las fotos, lo que permite al usuario hojear y aprobar o desaprobar rápidamente el aspecto de una persona. Este tipo de juicio superficial puede ser contraproducente.

 

Irene LaCota, presidenta del servicio de citas It Just Just Lunch, se niega por principio a permitir que las personas vean fotos de una posible pareja. Ella piensa que las reacciones rápidas que las personas hacen basadas en la apariencia física son defectuosas. Después de todo, tales suposiciones no tienen nada que ver con si dos personas son realmente compatibles.

 

Cuando se trata de las primeras fechas, por supuesto, el tiempo es clave. ¡El objetivo de cualquier primera cita es decidir si quieres reunirte por un segundo! Por lo tanto, necesita obtener suficiente información sobre la otra persona para poder confiar en sus instintos. Sin embargo, también es importante detenerse antes de que las cosas se vuelvan demasiado personales, de lo contrario, podría sentirse obligado a aceptar una segunda cita, independientemente de cómo se sienta.

 

Entonces, ¿cómo puedes lograr ambos objetivos? Al programar su primera cita en el almuerzo. Almorzar le da tiempo suficiente para reunirse, pero hace que las cosas sean cortas; después de todo, debe volver al trabajo. La hora más o menos que ha pasado con la persona le brinda un amplio material para formar una primera impresión; y ahora tiene la libertad de pensar antes de acordar una segunda reunión.

 

Claro, a veces es posible que desee tomar una decisión rápida, pero es mejor esperar y pensar en su elección, incluso si las cosas tardan un poco más. Si bien puedes decidir si alguien es atractivo en un instante, lleva tiempo descubrir cómo te sientes realmente por dentro. ¡Al invertir ese tiempo, puede aumentar sus posibilidades de encontrar un compañero para toda la vida!

 

Las personas son propensas a la dilación debido a la tendencia a sobrevalorar los beneficios a corto plazo.

 

¿Alguna vez pospuso una tarea que odia, como hacer sus impuestos? Por supuesto que sí. Este es el por qué.

 

Los humanos no son excelentes para comparar los beneficios a corto y largo plazo. El psiquiatra George Ainslie descubrió que, cuando se le ofreció elegir entre $ 50 ahora y $ 100 en el futuro, la mayoría de la gente eligió los $ 50 por adelantado.

 

Pero también descubrió que las mismas personas preferirían recibir $ 100 dólares en seis años que $ 50 en cinco años, que es esencialmente la misma oferta, solo cinco años en el futuro.

 

La decisión está sesgada por los beneficios a corto plazo en primera instancia, pero no en la segunda. Y es por esta misma razón que la gente tiende a elegir ser feliz ahora en lugar de ser feliz más tarde ] . Esto es lo que hace que pospongamos cosas que podrían disminuir nuestro placer actual, como la presentación de nuestros impuestos.

 

De hecho, la dilación es solo algo malo si falsamente descontas los efectos futuros de tus acciones. No solo eso, sino que uno de los beneficios de la procrastinación es que puede mejorar su vida a corto plazo.

 

Por ejemplo, digamos que conduce a casa desde el trabajo y escucha el ruido de su motor. ¿Te detendrías en un taller de reparación para echarle un vistazo o te irías a casa a ver si el sonido desaparece por sí solo?

 

Después de un largo día en la oficina, la segunda opción tiene profundos beneficios a corto plazo. Podrás volver a una casa cálida, una comida nutritiva y una noche relajante.

 

Además, un poco de dilación también te ayuda a pensar antes de tomar una decisión. Por ejemplo, en este momento, su única opción a lo largo de la ruta a casa podría ser el taller de reparaciones más caro de la ciudad.

 

Sin embargo, si se apega a este patrón durante demasiado tiempo, dará lugar a problemas. En este caso, su automóvil finalmente se descompondrá. Luego tendrá que esperar una grúa y enfrentar una factura de reparación mayor que si hubiera abordado el problema anteriormente.

 

Algunas dilaciones pueden ser útiles, pero medirlo es una cuestión de experiencia.

 

¿Las personas que admiras se apresuran frenéticamente o son compuestas, persistentes y siempre buscan oportunidades?

 

Cuando se trata del lado positivo de la procrastinación, hay mucho que aprender de las personas exitosas. Por ejemplo, el inversor Warren Buffett es un gran defensor de retrasar las decisiones. De hecho, para él, una estrategia de inversión sólida es esperar pacientemente.

 

Pero eso no significa que debas ser flojo. De hecho, Buffett trabaja duro todos los días, siguiendo noticias financieras y desarrollos comerciales. Esto significa que siempre está listo para actuar cuando la próxima oportunidad de inversión se presente.

 

El presidente Barack Obama también utiliza hábilmente la demora para su ventaja, especialmente cuando evade diplomáticamente las preguntas difíciles de la entrevista. Cuando Osama bin Laden fue capturado por las fuerzas estadounidenses el 2 de mayo de 2011, Obama concedió una entrevista de 35 minutos al corresponsal de CBS Steve Kroft.

 

En lo que resultó ser una entrevista muy dinámica, Kroft le preguntó al presidente de la nada si este evento era la primera vez que había ordenado la muerte de alguien.

 

Obama, sin embargo, no saltó para responder. Se tomó su tiempo, evitando la pregunta puntual sobre asesinatos ilegales del gobierno, y en su lugar redactó cuidadosamente una declaración sobre el envío de tropas al combate con la conciencia de que se perderían vidas.

 

Por lo tanto, la demora puede ser útil en todos los aspectos de la vida. Estas ideas le han proporcionado el conocimiento de expertos, mostrándole cómo evitar el error de actuar demasiado rápido. ¡Entonces espera!

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

A pesar de lo que a la mayoría de nosotros se nos ha enseñado, la procrastinación y la acción dilatoria no son necesariamente malas. De hecho, hay muchos casos en los que tomarse su tiempo es fundamental para el éxito. Esto se debe a que esperar, cuando se usa con conciencia crítica, puede ayudarlo a lograr cosas increíbles.

 

Consejo práctico:

 

Renueva tu perfil de citas.

 

¿Eres una de esas personas que siempre dice que deseas que el mundo sea menos superficial? Esta es tu oportunidad de hacer algo. Elimina todas las fotos de tus perfiles de citas en línea y escribe algo reflexivo y honesto sobre ti. Y si una primera cita no es inmediatamente atractiva para usted, tómese el tiempo para escuchar lo que él o ella está diciendo y piense antes de descartarlos.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a hola@epicurea.org con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Lecturas adicionales sugeridas: Pensamiento, rápido y lento por Daniel Kahneman

 

Daniel Kahneman Pensamiento, Rápido y y ] Lento – una recapitulación de las décadas de investigación que lo llevaron a ganar el Premio Nobel – explica sus contribuciones a nuestra comprensión actual de la psicología y la economía del comportamiento. A lo largo de los años, Kahneman y sus colegas, cuyo trabajo trata el libro extensamente, han contribuido significativamente a una nueva comprensión de la mente humana. Ahora tenemos una mejor comprensión de cómo se toman las decisiones, por qué ciertos errores de juicio son tan comunes y cómo podemos mejorar nosotros mismos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

¿En quién puedes confiar?

Who Can You Trust (2017) analiza el pasado, el presente y el futuro de la confianza. Rachel Botsman aborda las preguntas más apremiantes de nuestra era en red, preguntando por qué ahora confiamos en extraños completos con los aspectos más íntimos de nuestras vidas. También explora cómo las nuevas tecnologías como blockchains continuarán revolucionando nuestra relación con los demás.

Trabajando juntos

Working Together (2010) tiene que ver con los beneficios de las asociaciones comerciales sólidas. Algunas personas son más productivas cuando se juntan con otra persona, y este resumen utiliza varios ejemplos de alto perfil para describir cómo funcionan los diferentes tipos de asociaciones.

Dar propina a las vacas sagradas

Este libro desafiará sus suposiciones sobre qué virtudes realmente importan en el lugar de trabajo. Explica cómo las siete "vacas sagradas" (equilibrio, colaboración, creatividad, excelencia, equidad, pasión y preparación) pueden estar obstaculizando el desempeño de su organización. Describe algunas estrategias alternativas que lo harán a usted y a sus empleados más felices y productivos.

Los ganadores sueñan

Winners Dream ofrece una guía para alcanzar sus objetivos siguiendo la vida y el ejemplo de Bill McDermott, actual CEO de SAP, la compañía de software más grande del mundo. Al identificar su sueño ganador, puede encontrar la motivación para superar todos los obstáculos en su camino y ayudar a otros en el camino.

El engaño neto

Net Delusion aborda las creencias que tenemos sobre el poder utópico de Internet. Evgeny Morozov nos muestra cómo Internet no siempre es una fuerza para la democracia y la libertad, y revela cómo los regímenes autoritarios y democráticos controlan Internet por sus propios intereses.

La verdad sobre la confianza

The Truth About Trust no solo explora qué significa exactamente la confianza, sino también cómo afecta a casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. La extensa investigación del autor y los experimentos progresivos de los campos de la psicología, la economía y la biología revelan las sorprendentes formas en que la confianza es muy importante.