El revés del estrés

0 Shares
0
0
0

Piensa en el estrés de una manera completamente nueva.

 

Plazos para cumplir, pro problemas para resolver, tr affic a esperar, facturas a pagar: la lista de cosas que nos estresan es larga. De hecho, la vida moderna parece estar llena de estrés desde el momento en que nos levantamos por la mañana hasta que nos acostamos a las ht. Pero, ¿qué pasa si el ritmo frenético es realmente bueno para nosotros?

 

Aunque generalmente pensamos en el estrés como algo negativo, hay otro lado de la historia: a través de los años parece que nuestros cuerpos han desarrollado formas de manejar el estrés de maneras mucho más complejas e ingeniosas de lo que nos damos cuenta. Incluso puede ayudarnos a crecer más fuertes y saludables.

 

En este resumen, descubrirá

 

  • por qué ser positivo sobre el estrés aumenta la longevidad más que el ejercicio;
  •  

  • cómo tomarse de las manos reduce el impacto de las situaciones estresantes; y
  •  

  • por qué las personas retiradas tienen un mayor riesgo de depresión.
  •  

El estrés es dañino cuando crees que lo es.

 

Todos hemos escuchado un millón de veces que el estrés es malo para nosotros y que es la causa de la mayoría de las enfermedades. Entonces, ¿por qué deberíamos abrazarlo de repente?

 

Piensa en lo que realmente es el estrés: una reacción que ocurre cuando algo que te importa está en juego. Esto podría ser su frustración por un embotellamiento o su pena por la pérdida de un ser querido.

 

En un estudio de 2006 en EE. UU., Los investigadores descubrieron que los altos niveles de estrés aumentaban el riesgo de muerte hasta en un 43 por ciento. Pero esto fue solo en personas que creían que el estrés era dañino. Aquellos que informaron altos niveles de estrés pero no creían que fuera dañino tuvieron el menor riesgo de muerte de todos los participantes, lo que llevó a la conclusión de que el estrés es dañino, cuando usted cree que lo es.

 

Un estudio en la Universidad de Yale mostró que las personas que consideraban positivamente la vejez vivían 7,6 años más. ¡Eso es mucho más que los cuatro años adicionales que gana haciendo ejercicio y no fumando!

 

La positividad es una forma de creencia tan poderosa que puede influir en la salud de tu cuerpo. Tales creencias pueden considerarse mentalidades : superiores a las preferencias o hechos aprendidos. Por lo general, según su propia comprensión de cómo funciona el mundo, la mentalidad afecta su forma de pensar, actuar y sentir.

 

Tu actitud hacia el estrés es una parte central de tu mentalidad que da forma a las elecciones que haces en la vida cotidiana. Si considera que el estrés es perjudicial, tiende a intentar evitarlo a toda costa. Las personas que ven el estrés como útil, por otro lado, tienen más probabilidades de idear estrategias para lidiar con la fuente del estrés, buscar ayuda y sacar el mejor partido de la situación.

 

¿Eres una persona que enfrenta el estrés de frente? Lo más probable es que se sienta más seguro al manejar los desafíos de la vida. De esta manera, la creencia de que el estrés es útil se convierte en una profecía autocumplida. ¿Pero qué pasa si el estrés te hace querer ir a las colinas? ¡No hay necesidad de preocuparse! Los siguientes capítulos lo ayudarán a cambiar su mentalidad.

 

Una gama de respuestas al estrés nos alienta a comprometernos, conectarnos y crecer.

 

A fines de la década de 1990, el centro de traumatología de un hospital en Akron, Ohio, realizó un experimento con sobrevivientes de accidentes de tránsito y descubrió que podían predecir con precisión quién desarrollaría un trastorno de estrés postraumático. ¿Cómo? Basaron sus predicciones en las muestras de orina que recolectaron de los sobrevivientes justo después del accidente.

 

Cuarenta y seis de los 55 pacientes tenían niveles más altos de hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina en la orina, y no padecían TEPT. Los nueve pacientes restantes, con niveles más bajos de hormonas del estrés, desarrollaron el trastorno. Este experimento aportó pruebas contundentes de que el estrés podría conducir a una mejor recuperación a largo plazo, incluso en eventos profundamente traumáticos.

 

Entonces, a pesar de lo que pueda escuchar, el estrés no se trata solo de una respuesta de lucha o huida. Simplemente no funciona así en la vida moderna. ¡No podemos huir de nuestras relaciones cada vez que tenemos un desacuerdo, y no podemos entrar en peleas en la oficina cuando se acerca la fecha límite!

 

Una respuesta de lucha o huida, por supuesto, sigue siendo valiosa en el caso de un asalto o un edificio en llamas. Pero también tenemos la capacidad de usar el estrés para participar con desafíos, conectar [19459004 ] con quienes nos rodean y crecen a partir de la experiencia.

 

Hay varias respuestas al estrés que nos ayudan a enfrentar dificultades con una perspectiva positiva. Una de ellas es la respuesta desafío . Es similar a la respuesta de lucha o huida, pero se adapta a situaciones que, mientras presionan, no amenazan su supervivencia. La respuesta al desafío libera cortisol y adrenalina para generar una sensación de autoconfianza y la motivación para aprender de una experiencia difícil.

 

Otra respuesta positiva al estrés es tender-y-friend , que es donde hablamos con un amigo cercano o un ser querido cuando nos sentimos estresado Esta acción provoca la liberación de la hormona oxitocina . Comúnmente conocida como molécula de amor, la oxitocina nos alienta a conectarnos con los demás a través de relaciones sociales afectuosas.

 

Además de ayudarnos a lidiar con el estrés aquí y ahora, las respuestas positivas al estrés también dejan una huella en nuestros cerebros, más bien como una vacuna. Estas experiencias enseñan a nuestros cuerpos y mentes cómo manejar el estrés similar en el futuro. Es por eso que pasar por el estrés te hace mejor para enfrentarlo a largo plazo.

 

Una vida estresante es a menudo significativa.

 

Suena contraintuitivo ¿verdad? Pero solo escucha esto. En 2005 y 2006, los investigadores de la Encuesta Mundial Gallup preguntaron a más de 125,000 personas de 15 años o más si habían experimentado mucho estrés el día anterior.

 

En promedio, alrededor de un tercio de la población de cada país dijo que experimentaron estrés. Filipinas encabezó la encuesta con el 67 por ciento de su población que sufre de estrés. Estados Unidos no se quedó atrás con un considerable 43 por ciento. Las poblaciones de otros países informaron mucho menos estrés, con tan solo un 5 por ciento en la nación africana de Mauritania.

 

Entonces, ¿cómo se alinearon estas estadísticas con otros datos? Los resultados sorprendieron a los investigadores. Las naciones que exhibían niveles más altos de estrés también tenían probabilidades de tener un PIB más alto, una mayor esperanza de vida y una mejor calidad de vida. Por el contrario, países como Mauritania con bajos niveles de estrés eran propensos a altos niveles de corrupción, pobreza, hambre o violencia.

 

Esto es lo que el autor llama la paradoja del estrés: las vidas felices contienen estrés, y las vidas sin estrés no garantizan la felicidad. ¿Comó podemos explicar esto?

 

Bueno, tal vez porque una vida significativa también es necesariamente estresante. Según un estudio de 2013 en la Universidad Estatal de Stanford y Florida, las personas que informaron la mayor cantidad de eventos estresantes en el pasado tenían más probabilidades de considerar sus vidas significativas.

 

¿Y tú? ¿Considera que su vida es significativa y por qué? A menudo derivamos nuestro sentido de propósito de los diferentes roles que jugamos y las responsabilidades que tenemos: en nuestros trabajos, como padres y en nuestras relaciones. Las actividades que se sienten más significativas son precisamente las que son las mayores fuentes de estrés en nuestras vidas.

 

Esto se evidenció en dos encuestas recientes en el Reino Unido y Canadá. El treinta y cuatro por ciento de los adultos participantes del Reino Unido declararon que tener un bebé fue la experiencia más estresante de sus vidas. Y, el 62 por ciento de los canadienses participantes consideraban que sus carreras eran su mayor fuente de estrés.

 

La investigación también nos dice que las vidas con menos estrés también pueden carecer de felicidad. Los humanos tienden a ser más felices cuando están ocupados. Esto podría explicar por qué la jubilación, un momento en la vida en el que de repente tenemos menos que hacer de lo que estamos acostumbrados, aumenta el riesgo de depresión hasta en un 40 por ciento.

 

Solo pensar en el estrés de manera diferente nos ayuda a sobrellevarlo.

 

Con cientos de artículos, charlas de radio y editoriales sobre el tema, el estrés parece ser uno de los mayores acertijos de este siglo. Casi todos los que conocemos encuentran que el estrés es una lucha.

 

Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que parecen brisa en la vida? Todos conocemos al menos uno de ellos. De vez en cuando, nos encontramos con personas que enfrentan el estrés mucho mejor que otras. Entonces, ¿qué hacen de manera diferente? Todo tiene que ver con cómo piensan sobre el estrés.

 

Su compañero de trabajo resistente, vecino o conocido puede rodar con los golpes porque ven el estrés como una parte normal de la vida . ¡Cual es! Sin estrés, tendríamos muchas menos oportunidades para crecer y aprender. Además, aceptar que el estrés es normal nos hace menos propensos a ver cada desafío como una catástrofe.

 

Estas personas resistentes reconocen que no importa cuán estresantes sean las cosas, la vida continúa. Continúan tomando decisiones que cambiarán la situación o a ellos mismos. ¿Pero de dónde viene su reserva de fuerza? Curiosamente, a menudo se desarrolla como resultado de experimentar tiempos difíciles en el pasado.

 

Theresa Betancourt, profesora asociada de salud infantil y derechos humanos en la Escuela de Salud Pública de Harvard, observó en Sierra Leona en 2002 que los niños soldados que habían sido utilizados como escudos humanos, esclavos sexuales o habían sido obligados a mataron a familiares o cometieron violaciones, fueron muy resistentes. ¿Por qué?

 

Los horrores que habían experimentado en el pasado les permitieron ver la imagen más grande cuando enfrentan problemas en el día a día. Muchos incluso soñaron con convertirse en médicos, periodistas y maestros. Incluso en casos extremos, las experiencias pasadas de estrés pueden dotarnos de fortaleza y una perspectiva positiva.

 

Abraza tus ansiedades para beneficiarte de ellas.

 

¿Alguna vez te pones tan nervioso que tus palmas comienzan a sudar como locas? O tal vez siente que su corazón está latiendo directamente de su pecho a medida que su boca se seca más que el Sahara. Todos estos son signos muy claros de tus nervios, ¡y generalmente te reprenderás por dejar que tu estrés te saque lo mejor de ti! ¿Pero es este el camino correcto?

 

No siempre. Abrazar la ansiedad en realidad nos ayuda a desempeñarnos mejor. Solo depende de cómo lo canalices. Para demostrar esto, la profesora de la Harvard Business School, Alison Wood Brooks, les dijo a algunos estudiantes que estaban a punto de dar un discurso para decir “Estoy tranquilo”, mientras que otros recibieron instrucciones de decir “Estoy emocionado”.

 

Un truco simple, pero funcionó: el segundo grupo se sintió más confiado en sus habilidades de presentación, manejó la presión con más gracia y fue calificado como oradores más persuasivos y competentes que los del primer grupo. Simplemente cambiando su mentalidad, el segundo grupo de oradores canalizó su ansiedad en una energía que aumentó enormemente su rendimiento.

 

Repetir mantras positivos como “Estoy emocionado” es una excelente manera de canalizar tu estrés hacia la fuerza. Abrazando su ansiedad es otra estrategia para cambiar su mentalidad, y es bastante importante. ¿Por qué? Porque sin ella, corres el riesgo de caer en un ciclo de evitación de ansiedad.

 

El autor, por ejemplo, tenía mucho miedo de volar. Decidió no ir nunca en avión, por lo que no tendría que pasar por la ansiedad. Pero al evitar la ansiedad de esta manera, ella dejó que la superara. Finalmente, la autora se cansó de perder la oportunidad de ver parientes o explorar nuevas ciudades, por lo que decidió apretar los dientes y enfrentar su ansiedad. Todavía se pone nerviosa en los aviones, pero sabe que vale la pena.

 

Los intercambios auténticos con otras personas transforman nuestro estrés en valentía, confianza y sabiduría.

 

El estrés no es solo algo con lo que tenemos que lidiar. También es algo que puede ayudarnos a aprender a cuidar, cooperar y mostrar un poco mejor la compasión. Entonces, ¿por qué no abrazarlo?

 

Piense en la respuesta de tender y hacerse amigo de la que aprendimos anteriormente. Esto nos da la oportunidad de practicar ser social, valiente e inteligente. ¿Cómo? En primer lugar, enciende el sistema de cuidado social liberando oxitocina mientras inhibe los centros de miedo del cerebro. Como resultado, sentimos más empatía, conexión y confianza el uno con el otro.

 

Simultáneamente, la liberación de dopamina activa el sistema de recompensa . Esto nos hace sentir seguros y optimistas sobre nuestras propias habilidades, y aumenta la motivación al tiempo que disminuye el miedo. Finalmente, el sistema de sintonización es activado por el neurotransmisor serotonina. Esto mejora nuestra percepción, intuición y autocontrol, lo que hace que sea más fácil comprender qué medidas debemos tomar para obtener los mejores resultados.

 

¡Eso es mucha biología para recordar! Lo más importante a tener en cuenta es que activa la respuesta de tender y hacerse amigo cada vez que elige ayudar a los demás. ¡Incluso si es tan simple como apretar la mano de tu compañero durante una película de terror! Simplemente mostrar cuidado por alguien puede convertir el miedo en esperanza, así como así.

 

Un estudio en la UCLA demostró exactamente esto. A los participantes se les dijo que a sus seres queridos se les administrarían descargas eléctricas dolorosas. Se les ofrecieron dos estrategias de afrontamiento diferentes para elegir: apretar una bola de estrés o tomar la mano de un ser querido.

 

Se demostró que tomarse de las manos aumentaba la actividad en los centros de recompensa y cuidado del cerebro y disminuía la actividad en la amígdala, un centro responsable del miedo y la evitación. La bola de estrés no tuvo ningún efecto en la amígdala, lo que confirma que la mayoría de las estrategias de evitación no pueden disipar la angustia o la ansiedad. Conectarse con otros durante el estrés es de esta manera una forma científicamente probada de responder al estrés de manera efectiva.

 

Ver el lado positivo del estrés te hace más resistente.

 

Piensa en un momento de tu vida que condujo a cambios positivos, un nuevo propósito o un crecimiento personal significativo. No es improbable que estos tiempos siguieran a períodos que eran muy estresantes. ¡Esa es la paradoja del estrés! Aunque es frustrante, la paradoja del estrés también tiene mucho sentido.

 

La idea de que lo que no nos mata nos hace más fuertes está lejos de ser nueva. Se puede encontrar en las enseñanzas de las religiones y filosofías durante siglos. De hecho, el 82 por ciento de los encuestados en un estudio, cuando se les preguntó cómo manejaban el estrés en sus vidas, mencionaron experiencias estresantes previas como fuentes de fortaleza. En otras palabras: la adversidad nos ayuda a aprender y crecer.

 

Vivir una vida protegida puede hacernos más daño que bien a largo plazo. El psicólogo Mark Seery descubrió que las personas que no estaban familiarizadas con la adversidad eran las menos resistentes a ella.

 

Pidió a los participantes en un estudio que sumergieran sus manos en agua helada. Los participantes que no estaban familiarizados con la adversidad encontraron que el frío era el más doloroso y desagradable, y extendieron las manos más rápido. ¿Qué estaba pasando por sus mentes? La mayoría de ellos informaron que pensaban que “no podían soportarlo”. Al desacreditar su capacidad para hacer frente, solo se angustiaron aún más.

 

Incluso si actualmente enfrenta una situación que es mucho más estresante que meter la mano en agua helada, recuerde que su actitud hacia el estrés determinará los resultados y los desafíos futuros. Es bien sabido que los hombres que encuentran una ventaja en su primer ataque cardíaco, por ejemplo, la oportunidad de cambiar sus prioridades, aprecian más la vida. Además, las personas con mejores relaciones familiares tienen menos probabilidades de sufrir otro ataque cardíaco.

 

La realidad es que ver el lado positivo de las cosas hace una mejora dramática en nuestras habilidades de afrontamiento. En lugar de depender de estrategias de evitación ineficaces, las personas que ven el lado positivo pueden tomar medidas proactivas para lidiar con su estrés. Incluso sus cuerpos demuestran una respuesta física más saludable al estrés: tienen tiempos de recuperación más rápidos y un riesgo reducido de depresión, ataques cardíacos y enfermedades.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

A pesar de lo que haya pensado, el estrés no siempre es malo para usted. Si aborda las experiencias estresantes como algo de lo que puede aprender, entonces ciertamente lo hará. Incluso nuestras respuestas biológicas al estrés nos permiten profundizar las relaciones, aumentar nuestra confianza y aumentar nuestra capacidad de recuperación.

 

Consejos prácticos:

 

Aprende del estrés hoy para más resiliencia mañana.

 

La próxima vez que estés en medio de algo estresante, trata de ver el beneficio de tal situación. ¿Cómo puedes aprovechar este estrés? Simplemente considerando las respuestas a esta pregunta, podrá superar no solo esa situación, sino también las situaciones estresantes futuras que enfrenta.

 

Lecturas adicionales sugeridas: El revés de tu lado oscuro por Todd Kashdan y Robert Biswas-Diener

 

El lado opuesto de tu lado oscuro examina las profundidades más oscuras de la psique humana, solo para descubrir que las emociones dolorosas que a menudo deseamos podríamos ir. lejos (ira, ansiedad, culpa) son a veces la clave de nuestro éxito. Respaldado por muchos estudios científicos fascinantes, El lado positivo de tu lado oscuro deja en claro que la salud psicológica significa integridad en lugar de felicidad.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a hola@epicurea.org con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

U prosperar

U Thrive (2017) proporciona las herramientas necesarias para prosperar en un campus universitario y más allá. Informativo y procesable en partes iguales, este resumen proporciona excelentes ideas y ofrece consejos útiles sobre todo, desde aliviar el estrés durante los exámenes finales hasta los compañeros de residencia de pesadilla sobrevivientes.

El factor de la historia

The Story Factor explica cuán poderosas pueden ser las narrativas de herramientas y desentraña el arte de contar tus propias historias. Las historias son mucho más efectivas que los simples hechos o cifras cuando haces una presentación o intentas inspirar a las personas a tomar medidas.

El único juego en la ciudad

La crisis financiera de 2008 cambió drásticamente el panorama económico mundial. Los bancos centrales ahora juegan un papel muy diferente al que desempeñaban anteriormente, y ahora enfrentamos un conjunto de nuevos riesgos y problemas económicos. The Only Game in Town (2016) describe las raíces de estos riesgos y problemas, y lo que podemos hacer para comenzar a superarlos.

La forma en que comemos ahora

The Way We Eat Now (2019) ofrece una visión general del sistema alimentario global en el que vivimos e intentamos comer. Traza nuestra historia alimentaria hasta nuestros días, donde el hambre es escasa y la obesidad es abundante. El autor Bee Wilson ofrece una visión general informativa de las tendencias alimentarias actuales, incluido el veganismo, el reemplazo de comidas y el ayuno intermitente. Ella describe lo que puede deparar nuestro futuro dietético y cómo podemos estar en la cúspide de una nueva etapa en nuestra relación con los alimentos.

Su salario de jubilación

Your Retirement Salary (2019) aborda una pregunta difícil hecha por ahorristas que se acercan a la edad de jubilación: ¿cómo transforma sus ahorros en un ingreso que lo ayudará a superar sus años de ocaso? Basándose en años de experiencia abordando las preguntas de finanzas personales de los lectores para un importante periódico británico, Richard Dyson y Richard Evans proporcionan una gran cantidad de información para aprovechar al máximo su pensión.

La grieta

The Rift (2015) es una mirada reveladora al surgimiento de África como un continente que ya no se define por la pobreza, la guerra, la corrupción y la dependencia de Occidente. Descubra cómo los métodos agrícolas modernos, las tecnologías solares y móviles y el nuevo liderazgo están creando un futuro más brillante para África.