El dilema del pirata

0 Shares
0
0
0

Aprende a florecer y ser una fuerza para el bien al pensar como un pirata.

 

Los piratas de hoy son muy diferentes de los piratas de antaño. No tienen los mismos sombreros o la lujuria por el oro, pero hay ciertas similitudes innegables. Ambos tienen un sentido de aventura, un deseo de explorar lo desconocido y una actitud rebelde que desafía la autoridad.

 

Los piratas de hoy, sin embargo, no son tan feroces. De hecho, sus contribuciones, aunque a menudo son resistidas por empresas poderosas y otras partes del establecimiento, han cambiado fundamentalmente la forma en que interactuamos: social, económica y comercialmente.

 

Es la piratería, quizás en forma de descargas ilegales de MP3, viejas cintas mixtas o remixes, lo que nos trajo cosas como la transmisión de música e iTunes. Y es la obstinada apertura de la filosofía de código abierto lo que nos trajo cosas como Wikipedia e incluso internet.

 

En este resumen, aprenderá sobre la historia y la relevancia de la piratería, así como la forma en que continúa dando forma a nuestra sociedad. También aprenderá qué pueden hacer las empresas para hacer frente a algunos de los cambios inevitables y radicales que nos depara el futuro cercano.

 

Además, estas ideas te mostrarán:

 

  • cómo esquivar las tarifas de licencia restrictivas en realidad condujo a una de las mayores exportaciones culturales estadounidenses de la historia,
  •  

  • por qué cierto rapero está haciendo un asesinato vendiendo agua con vitaminas,
  •  

  • por qué los “Yankees” son un grupo de ladrones,
  •  

  • por qué los EE. UU. Bloquearían las regulaciones que permitirían la disponibilidad de medicamentos baratos contra el SIDA para los necesitados, y
  •  

  • cómo el espíritu pirata puede en última instancia actuar como una fuerza para el bien que beneficia a todos.
  •  

Piratería significa cambiar las reglas para copiar, compartir y cambiar el mundo, y crear nuevas vías de expresión.

 

¿Qué ves cuando imaginas un pirata? Probablemente un tipo canoso, con patas de palo y sombrero loco con un loro en el hombro hablando sobre ron y tesoros y diciendo cosas como argh matey . En el mundo de hoy, hay otro tipo de pirata más sutil cuya influencia se puede encontrar en casi todos los aspectos de nuestras vidas.

 

Estos piratas copian, comparten y cambian la propiedad intelectual, tanto legal como ilegalmente. Un pirata puede ser cualquier persona, desde un contrabandista de DVD hasta una compañía de camisetas que copia la última moda de diseñadores de renombre.

 

Los piratas también modifican cosas existentes, como los artistas que cambian los paisajes urbanos agregando graffiti para competir con la publicidad, o los músicos que remezclan y prueban canciones que no son de su propiedad.

 

La piratería no se trata solo de manipular la propiedad intelectual; también se trata de la creación de nuevos espacios públicos donde estos cambios novedosos a las ideas de otras personas puedan compartirse y florecer.

 

De hecho, los piratas crean espacios donde las reglas tradicionales no se aplican. Sealand, un fuerte abandonado en la costa de Inglaterra, reside en aguas internacionales. Por lo tanto, no se rige por la ley y, en consecuencia, estaba listo para ser tomado por un DJ pirata de radio que transmite sus programas a Inglaterra.

 

Al encontrar un área que no estaba vinculada por ningún tipo de leyes, pudo crear sus propias reglas.

 

Usar las ideas de otras personas para crear cosas nuevas, legal o ilegalmente, ha llevado a la creación de un mundo completamente nuevo de ideas y medios. Por ejemplo, los boletines circulaban entre quienes crearon la cultura temprana de Internet y de código abierto, como la Free Software Foundation, surgieron del matrimonio de nuevas ideas y nuevos espacios.

 

Como podemos ver, la piratería es mucho más que un mero saqueo. También se trata de creación, reinvención y reunión de ideas.

 

La piratería es solo otro modelo de negocio que compite con el mercado existente.

 

¿Alguna vez escuchó la radio y notó que sigue escuchando las mismas canciones una y otra vez? Hoy es menos probable que sea así, gracias al trabajo de piratas, como DJs de radio pirata y compartidores de MP3, que han allanado el camino para darnos más opciones y control sobre nuestro consumo de medios.

 

A menudo, los mercados y los puntos de venta culturales están estrechamente controlados, obstaculizados por la burocracia y la protección de la propiedad intelectual, en búsqueda de ganancias sobre todo. Los piratas trabajan fuera de este marco restrictivo, encontrando sus propias formas de inspirar innovación, creatividad y eficiencia.

 

La piratería atraviesa la burocracia del mercado, permitiendo que nuevas ideas se desarrollen rápidamente. De hecho, este tipo de innovación en el mercado tiene un precedente histórico sorprendente:

 

Los Padres Fundadores de los Estados Unidos alentaron la Revolución Industrial, implementando políticas que ignoraban las patentes globales, entre otras políticas que promovían la creatividad y la innovación. Los estadounidenses fueron a la vez notorios por robar las ideas de otros, lo que llevó a los europeos a referirse a ellos como la palabra holandesa para pirata, Janke (también conocido como Yankee ).

 

Además, la piratería proporciona más plataformas para creadores que las ofertas del mercado principal, lo que brinda a más personas la oportunidad de expresarse libremente, difundir sus ideas e inspirar innovación.

 

Por ejemplo, los DJs de radio pirata se apoderan ilegalmente de las ondas aéreas utilizando transmisores para que puedan reproducir el tipo de música que quieran. Esto le da a la gente la opción de escuchar música fuera del Top 40 y, por lo tanto, le da a la música underground una voz y una audiencia.

 

Los modelos de piratas son exitosos porque en última instancia son mejores para el consumidor y responden a las necesidades del mercado. En consecuencia, después de cierta resistencia inicial, las empresas a menudo adoptan los métodos que usan los piratas para aumentar sus ventas y responder a las necesidades de los consumidores.

 

Cuando Napster comenzó a ofrecer descargas de MP3 ilegalmente, iluminó la demanda de música digital. Esa exposición abrió las compuertas para compañías como Apple, Google Play, Amazon y Bandcamp, que ofrecen servicios de música digital.

 

Ahora que tiene una sólida comprensión de lo que es la piratería y cómo funciona, los siguientes capítulos verán cómo la piratería puede cambiar nuestras vidas.

 

La replicación digital pronto se extenderá a objetos físicos y todas las industrias serán un juego justo para la piratería.

 

Imagina este escenario: es Nochebuena y estás listo para imprimir todos los regalos, pero hay un problema: ¡tu impresora 3D está rota! ¿Qué tan triste estaría en realidad si supiera que los regalos estarán allí cuando arreglen la impresora mañana, al día siguiente o en cualquier momento que desee algo?

 

Aunque puede ser sorprendente, este escenario no es descabellado: las impresoras 3D ya están aquí y aquí para quedarse, y solo serán más frecuentes.

 

De hecho, grandes compañías como Adidas, BMW, Timberland y Sony, han desarrollado prototipos de impresoras 3-D junto con programas de diseño asistidos por computadora que reducirán el proceso de producción de meses a días.

 

Además, Adrian Bowyer y su equipo de la Universidad de Bath, Inglaterra, ya han iniciado un proyecto de desarrollo de impresoras 3D de código abierto y autorreplicantes, cuyo objetivo es hacer posible que cualquiera , incluso los más pobres, para fabricar cualquier cosa .

 

Con estos avances, parece que una impresora 3D en cada hogar es muy posible en nuestro futuro cercano.

 

La prevalencia de las impresoras 3D expondrá a todas las industrias , no solo las de propiedad intelectual, a la piratería. De la misma manera que los MP3 hicieron que la música esté más ampliamente disponible, creando un mundo donde no hay una verdadera distinción entre productores y consumidores, por lo que también la impresora 3D afectará a todas las demás industrias.

 

Imagínese: los piratas con impresoras 3D podrían escanear, copiar e imprimir cualquier objeto físico , desde un bolso de diseño hasta un implante cardíaco que salva vidas, haciendo que la distribución de objetos físicos sea tan fácil como compartir MP3.

 

En este mundo futuro inevitable, la producción en masa centralizada ya no puede servir para un propósito. Solo la creatividad y el ingenio de los nuevos diseños determinarían el valor del producto final, en lugar de factores como la escasez.

 

Tenemos que preguntarnos: ¿cuánto valdrán los Air Jordan de edición limitada de Nike cuando alguien pueda imprimirlos?

 

Idealmente, las empresas comenzarían a pensar ahora sobre cómo quieren hacer frente a este futuro inevitable que cambia la vida. No se trata de si , sino de cuando .

 

Tecnología y un D.I.Y. Las actitudes están cambiando el equilibrio trabajo / vida hacia formas de empleo independientes y no tradicionales.

 

“On-demand” está disponible. Las personas encuentran todo lo que desean con solo tocar un botón o hacer clic con el mouse. ¿Podría la tecnología ayudarnos a cambiar el trabajo de la misma manera, permitiéndole trabajar “a pedido”, es decir, cómo y cuándo lo desee?

 

De hecho, las estructuras de trabajo están cambiando cada vez más hacia el autoempleo y las relaciones laborales no tradicionales, a medida que las personas se empoderan por Do It [ 19459009] Usted mismo (DIY) cultura, la actitud y el conjunto de herramientas que permiten y alientan a las personas a construir cosas por su cuenta, en lugar de pagarle a alguien más para que lo haga.

 

En el mundo del trabajo, la tecnología ha permitido a las personas trabajar para sí mismas, en lugar de para los empleadores. Estas nuevas herramientas incluyen cosas como plataformas de publicación y hardware y software accesibles, que se suman a la capacidad de un individuo para crear valor y utilizar nuevos canales de distribución.

 

Un estudio del Departamento de Trabajo de los EE. UU. De 2004 predijo que, en un futuro cercano, una cantidad significativa de la fuerza laboral trabajará en arreglos más especializados y descentralizados que se adaptan más a sus talentos individuales. Este cambio resultará en más trabajo por cuenta propia y relaciones de trabajo independientes.

 

El surgimiento de D.I.Y. La cultura también ha provocado un cambio de actitud: las personas quieren la libertad de controlar cómo trabajan.

 

Los novedosos estilos de trabajo ahora son comunes para los trabajadores, que pueden trabajar desde casa, controlar su propio horario y usar la tecnología para hacer lo que quieren, y aún así ganarse la vida. A esta fuerza laboral emergente le resulta más difícil lidiar con jefes autoritarios y horarios de trabajo rígidos, y la creatividad e individualidad en el lugar de trabajo se están convirtiendo en la corriente principal.

 

Un estudio privado de 2007 en el Reino Unido encontró que al 45 por ciento de los encuestados les gustaban sus trabajos, en comparación con el 58 por ciento en 1989, a pesar de un aumento del 60 por ciento en el ingreso promedio.

 

¿Por qué la insatisfacción? Cada vez más personas quieren trabajar para sí mismas, y el entorno de trabajo moderno no ha alcanzado esta demanda.

 

La cultura de código abierto beneficia a todos al aumentar la cooperación.

 

Imagínese si a los científicos no se les permitiera usar las ideas o descubrimientos de otros científicos. ¿Cómo podría un ingeniero de cohetes prepararse para el despegue sin las leyes de movimiento de Isaac Newton? ¿No podríamos aplicar esta misma lógica de compartir y acumular conocimiento a otros campos?

 

Sí, y se llama código abierto . Este método y filosofía de diseño promueve el acceso a los materiales de origen o al código utilizado para hacer un producto, lo que permite a las personas utilizar legalmente los métodos de innovación de los piratas.

 

Al igual que la piratería, el código abierto permite a cualquiera usar o cambiar ideas y productos ya existentes para mejorarlos o crear algo completamente diferente. Mire el uso de Wikipedia de la filosofía de código abierto: su enfoque descentralizado de código abierto, en el que cualquiera es libre de agregar y cambiar información, ha producido una de las mayores colecciones de conocimiento disponibles hasta la fecha.

 

Además, el movimiento de código abierto marcó el rumbo de la historia al garantizar que cualquier persona pudiera utilizar los componentes básicos de Internet. El resultado es un mercado en el que la cooperación entre usuarios genera beneficios para las empresas y oportunidades para todos.

 

Creado por primera vez por el Homebrew Computer Club, cuyos primeros miembros incluían a Steve Jobs y Steve Wozniak, el movimiento de código abierto dio origen al software libre, como Usenet y Unix, sobre cuyos hombros se construyó Internet.

 

La plataforma de código abierto abrió la puerta a empresas como Google, Ebay y Facebook para innovar y beneficiarse de los hombros de Internet.

 

A medida que las empresas se benefician de los modelos de código abierto, se crean nuevos empleos para aquellos que pueden proporcionar el contenido y los servicios que demanda el nuevo mercado.

 

Y así como Internet abrió oportunidades para compañías como Google, veremos más oportunidades para el autoempleo, a medida que las personas encuentren formas de recibir un pago por hacer lo que les apasiona dentro de la economía de código abierto.

 

La cultura de código abierto abarca los beneficios de la piratería para crear nuevos modelos de negocio que ayuden a más personas.

 

Siempre es agradable cuando las personas se benefician de sus grandes ideas. Pero eso no significa los beneficios mundiales , especialmente cuando una persona tiene el control de una idea solo porque él o ella fue el primero en la fila en la oficina de patentes. En estas situaciones, la cultura de código abierto ayuda al mundo al proporcionarnos una alternativa a las ideas privatizadas.

 

Para empezar, permite a las personas usar legalmente los métodos del pirata para crear cosas nuevas de manera más eficiente. Su solución al problema de acaparar la propiedad intelectual es mantener el conocimiento en manos de los consumidores, al tiempo que permite que muchos jugadores diferentes compitan en el mercado.

 

Los fundadores de Internet, por ejemplo, trabajaron arduamente para mantener los navegadores de Internet de código abierto y, al hacerlo, permitieron que muchas empresas tuvieran acceso al mercado en línea, en lugar de permitir que quienes lo inventaron o tuvieran control sobre ellos. eso.

 

Pero no todas las industrias adoptan la filosofía del código abierto. En esas industrias, las personas eligen piratear productos o servicios porque es la única forma de cosechar los beneficios de esos productos.

 

A veces, el mercado no proporciona a los consumidores lo que necesitan a un precio asequible porque un grupo tiene el monopolio de cierta propiedad intelectual. Sin embargo, si estos productos fueran simplemente de código abierto, entonces no habría necesidad de piratería y los beneficios del producto o servicio llegarían a más personas, y en algunos casos incluso pueden salvar vidas.

 

Por ejemplo, a pesar del hecho de que el 90 por ciento de los que sufren de VIH / SIDA viven en países en desarrollo, las compañías farmacéuticas no se centran en distribuir medicamentos contra el SIDA allí porque los consumidores potenciales no pueden pagarlos.

 

Pero cuando el Dr. Yusef Hamied de Mumbai intentó compensar esta parodia creando medicamentos genéricos contra el SIDA por $ 1 por día, fue llamado pirata y ladrón, e incluso EE. UU. Bloqueó una votación en la Organización de Comercio de Word que habría permitió a los países importar este medicamento más barato durante las crisis de salud.

 

Ahora sabemos que la tendencia a compartir información, legal o ilegalmente, no va a desaparecer. Los siguientes capítulos explorarán cómo mantenerse competitivos en un mundo donde la piratería es inevitable.

 

Es mejor que las empresas compitan con los piratas en el mercado que intentar aplastarlos a ellos y sus innovaciones.

 

Desde ser pionero en nuevas tendencias hasta hacer que las ideas sean más accesibles para todos, la piratería ha demostrado ser una fuerza valiosa en la innovación. Sin embargo, la gran pregunta para las empresas es cómo manejar exactamente la piratería: ¿deberían aplastar la innovación o aceptarla y competir con ella? Este es el dilema del pirata .

 

Las empresas que intentan aplastar la piratería tienen algunos problemas inmediatos. Debido a que ignoran las demandas del mercado, o peor aún, luchan activamente contra ellas, terminan perdiendo dinero. De hecho, como empresa, puede ganar más dinero aceptando la idea de que la piratería es en sí misma un valioso modelo comercial.

 

Cuando EMI intentó (y falló) bloquear la publicación del Gray Album , un mashup de The Beatles ‘ White Album [19459010 ] con Jay-Z’s Black Album , los activistas en línea respondieron con una campaña para que EMI retrocediera. Finalmente, EMI se vio obligado a retirarse, pero los resultados estuvieron lejos de ser catastróficos. De hecho, el Gris Álbum realmente ayudó a promover el Negro Álbum , ¡aumentando sus ventas!

 

El Negro Álbum en realidad generó más dinero para sus distribuidores debido a la promoción gratuita de la piratería.

 

La lección aprendida es que las empresas que ven a los piratas como competidores con ideas valiosas, en lugar de simples molestias para ser aplastados, se adaptarán mejor al mercado cambiante.

 

Según la copresidenta de Disney, Anne Sweeney, la piratería es un modelo de negocio que compite en calidad, precio y disponibilidad, como cualquier otro competidor. La única forma de competir con él es hacer que el contenido que el consumidor anhela esté disponible bajo demanda.

 

Steve Jobs de Apple también creía que la única forma de combatir la piratería era competir con ella. Su tienda de iTunes ha demostrado que puede competir con éxito con piratas que graban CD y comparten MP3 al ofrecer descargas de música baratas y de fácil acceso.

 

El capitalismo punk se trata de hacerlo usted mismo, resistir la autoridad y combinar el “altruismo” con el espíritu empresarial.

 

Si bien la piratería ha existido desde que los humanos tuvieron ideas que otros podrían usar, la generación punk redefinió las formas en que la piratería puede usarse como una fuerza para el cambio. Desde entonces, punk capitalismo , la combinación de piratería y emprendimiento, ha demostrado que cualquiera puede decir no al mercado de masas y dejar su huella en el mundo.

 

La idea más influyente del capitalismo punk es el D.I.Y. filosofía y la negativa a estar obligado por las fuerzas del mercado de masas. Las personas, naturalmente, prefieren las cosas que se centran en su poder creativo individual, en lugar de simplemente que se les diga qué hacer.

 

Los rockeros punk incluso inventaron todo un género de música, imagen y estilo de vida acompañante que sigue siendo popular hoy en día como una expresión de feroz independencia y rechazo de la autoridad.

 

Richard Hell, por ejemplo, inspiró una nueva libertad de expresión para toda una generación de jóvenes al ser pionero de un nuevo corte de pelo y ropa con mensajes como “Por favor, mátame”. Se negó a conformarse con las imágenes del mercado masivo, y fue tan influyente que ahora hay una exposición completa en el Museo Metropolitano de Arte dedicada a su estética.

 

Tal como lo hicieron los punks con la música, punk los capitalistas resisten la autoridad al crear una cultura que se centra en el poder de los individuos empoderados por la tecnología. Mientras que los punks tenían zines con acordes simples que les permitieron crear sus propios estilos musicales individuales, la gente de hoy tiene cosas como software de edición e impresoras 3D.

 

Y cuando combinas este rechazo de autoridad con lo que Mason llama, altruismo (regalar tus servicios en beneficio de otro artista, compañía, causa o fanáticos), los capitalistas punk pueden ser una verdadera fuerza positiva para el cambio. El altruismo no solo es positivo en sí mismo, sino que también tiene el beneficio adicional de atraer a otras personas a unirse a su causa.

 

Los DJs de discoteca de los años setenta conocían los beneficios directos y complementarios del altruismo, por lo que hicieron su carrera promocionando la música de otros, atrayendo simultáneamente a otros a su movimiento. Del mismo modo, las personas apoyan a Wikipedia porque se sienten fuertemente interesadas en compartir conocimientos.

 

Los empresarios del hip hop triunfan a través de la marca, la autenticidad y el altruismo.

 

A diferencia de la estética punk, el capitalismo punk no se limita a un género o peinado. Después de que la música punk cambió el mundo con su D.I.Y. En su mentalidad, los empresarios del hip hop mostraron cómo el capitalismo punk es efectivo en el emprendimiento, teniendo éxito en casi todos los lugares donde encontraron un nicho, desde la ropa hasta las bebidas deportivas.

 

De hecho, los empresarios que comenzaron en la cultura hip hop, o hip hop empresarios , han demostrado ser maestros del capitalismo punk.

 

Los capitalistas punk se benefician al hacer algo nuevo mediante el uso de copias piratas de algo antiguo, cambiándolo y compartiéndolo. Como género, el hip hop se destaca por utilizar creativamente los materiales disponibles para hacer algo nuevo.

 

Los empresarios de hip hop prueban partes de canciones antiguas y famosas, haciendo ritmos completamente nuevos con ellas. De esta manera, han reinventado el “remix”, utilizando la tecnología para hacer algo propio.

 

Además, los empresarios de hip hop, como los capitalistas punk, se resisten a la autoridad al comunicar su experiencia del mundo, tal como lo ven, en lugar de cómo los principales medios de comunicación o los libros de historia podrían presentarlo.

 

Donde más se destacan las estrellas del hip hop es en la combinación de marca y autenticidad. Tomemos al artista de hip hop 50 Cent, por ejemplo, que ha invertido con éxito en cosas tan ajenas a la música como el agua con vitaminas.

 

Sin embargo, debido a que es bien conocido por su rutina de ejercicios, los fanáticos ven una conexión auténtica entre él y su respaldo, y como resultado compran tanto la bebida como su música.

 

Y al igual que el altruismo que se encuentra en los capitalistas punk, los empresarios del hip hop demuestran que puedes beneficiarte mientras cambias el mundo.

 

P Diddy, por ejemplo, dirige la organización benéfica Daddy’s House. Russell Simmons también fundó la Red de Acción de la Cumbre Hip Hop. Jay-Z incluso se asoció con MTV y las Naciones Unidas para destacar a millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso al agua potable.

 

Los anunciantes han llegado a elegir nuevos estilos tan rápidamente que solo respondemos a la sustancia, no a la imagen.

 

Los anunciantes, que siempre buscan una nueva forma de conseguir que compres, se apresuran a subirse al carro con cada nueva tendencia que te atraiga. No es por otra razón que Burger King contrataría a P Diddy para vender su pollo. Pero después de años de tratar de mantenerse al día y mantenerse fresco, ¿está comprando sus productos?

 

Quizás no. Los anunciantes de hoy son tan rápidos en cooptar nuevos estilos que las personas han dejado de responder por completo a las imágenes que tratan incansablemente de cultivar a través de su comercialización.

 

Además, la gente desconfía tanto de la publicidad que hay un retroceso inevitable cada vez que huelen falta de autenticidad, lo que afecta negativamente las ventas de la marca. Por ejemplo, Pepsi produjo un anuncio en la década de 1980 que combinaba las tendencias populares del break dance y el ciclismo BMX en un comercial llamado “Bikedance”. ¿El resultado? Realmente causó que sus ventas sufrieran por dos años .

 

Sony también sufrió cierto retroceso después de contratar a artistas callejeros para hacer anuncios de su PSP en edificios de apartamentos en 2006. La gente respondió etiquetándolos con mensajes para cesar y desistir.

 

Estas campañas fueron ineficaces porque las personas están sobrecargadas con publicidad vacía y, en consecuencia, han desarrollado una preferencia por la intención y el contenido de una marca. Las personas responden a la calidad de un producto y a cómo las empresas eligen hacer negocios, no simplemente la imagen de su marca.

 

Por ejemplo, American Apparel, cuya ropa sin logotipo atrae a los consumidores que buscan piezas de vestuario básicas, que no los harán parecer una valla publicitaria, en un momento vendido siete veces más que el promedio de la industria por pie cuadrado de espacio en la tienda.

 

Del mismo modo, a los consumidores les importa cómo las empresas tratan a sus empleados. Prefieren mucho las empresas que, por ejemplo, pagan a los empleados un salario digno y ofrecen beneficios tales como vacaciones pagadas, almuerzos subsidiados, etc., a uno que emplee mano de obra.

 

Para competir como un capitalista punk, debes mirar fuera del mercado, crear un nuevo vehículo y aprovechar tu audiencia a través de la participación.

 

Desde pinchar en alta mar hasta lanzar raves en almacenes abandonados, los piratas siempre han tenido éxito al llevar sus operaciones a los lugares que todos los demás habían ignorado anteriormente. Si quieres competir en el mercado pirata, entonces tendrás que encontrar tu propio espacio previamente no reclamado y traer a otros allí también.

 

Dado que los canales establecidos se han establecido específicamente para la ventaja de otros, es una buena idea mirar fuera del mercado existente. Si vas a competir como un capitalista punk con éxito, deberás crear un vehículo para promocionarte de forma independiente.

 

Un buen ejemplo de esto se puede encontrar en una de las mayores exportaciones culturales estadounidenses: la película. Una vez que Thomas Edison había inventado con éxito los medios para producir películas, exigió tarifas de licencia a otros que querían usar su nueva tecnología fascinante.

 

Un productor, William Fox, decidió que prefería no pagar estas tarifas, y se fue al oeste, donde estas leyes de licencias no se cumplían. Allí, fundó Fox Film Corporation, que allanó el camino para Hollywood y la cadena de televisión Fox hoy.

 

Una vez que haya encontrado su espacio fronterizo para florecer, debe permitir que su audiencia participe activamente en la creación de su producto y asegurarse de que se beneficien.

 

Con el incentivo adecuado, el público estará encantado de participar en su proyecto y se garantiza que volverán por más.

 

Por ejemplo, el reconocido promotor David Mancuso creó el popular modelo privado de fiestas tipo loft que sigue siendo lucrativo hasta nuestros días. De hecho, reformó totalmente la música al obtener acceso temprano a los registros antes que nadie y al lanzar las primeras “fiestas de prelanzamiento”, un sistema que los DJ continúan usando para obtener y distribuir registros promocionales.

 

Entonces, ¿qué lo hizo exactamente tan exitoso? Creó un espacio donde su audiencia querría participar, ¡e incluso los alimentó!

 

Puedes hacer algo viral al llevarlo directamente a tu audiencia y dejar que decidan cómo crece y muere.

 

Con el advenimiento de Internet, “volverse viral” pasó de ser un motivo para visitar al médico a ser motivo de júbilo. Son los piratas los que han dominado durante mucho tiempo estos nuevos medios virales. ¿Qué nos pueden enseñar?

 

En primer lugar, solo debes hablar con tu audiencia. Debe conocerlos extremadamente bien, por lo que no debería tener necesidad de ponerse en contacto con los principales sellos discográficos o estudios de cine para hacer su trabajo de relaciones públicas. Sea cual sea su medio, hable y comparta contenido directamente con su audiencia, y le informarán al establecimiento que quieren más.

 

El rapero Grime Dizzee Rascal, por ejemplo, hizo su carrera hablando directamente a su audiencia donde sabía que escuchaban: la radio pirata. Del mismo modo, debe interactuar con su audiencia en su territorio.

 

Asegúrate también de dejar que tu audiencia establezca las reglas. Deje que ellos decidan cómo quieren comprometer su trabajo, y se volverá contagioso a medida que lo compartan.

 

Un gran ejemplo de esto es la canción “Dilemma” de So Solid, que popularizó la música Grime en el Reino Unido. La pista tiene secciones que permitieron a los oyentes rapear sobre ella cada vez que se tocaba en la radio pirata, por lo que el instrumental era un imprescindible para cada colección de DJ y difundir el estilo como un reguero de pólvora.

 

Una vez que haya establecido el marco para producir contenido viral, continúe nutriendo el virus, pero déjelo ir cuando sea el momento. Aliméntalo creando buzz y lanzando contenido nuevo y complementario cuando el zumbido esté en su apogeo. Sin embargo, una vez que comienza a disminuir, es hora de pasar a otros proyectos.

 

Dizzee Rascal, por ejemplo, comenzó a vender su primer sencillo solo después de que se hizo popular en la radio pirata, y lanzó su primer álbum una vez que su sencillo se hizo popular en la corriente principal. Sin embargo, una vez que se dio cuenta de que Grime había pasado su apogeo, dejó el género para continuar su carrera de rap con estilos más diversos.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Piratería es aquí y aquí hasta Es a menudo fuerza para bueno, y negocios y individuos aprenden a compiten [ 19459012] con piratas usando métodos, en lugar de que [ 19459012] simplemente intentando a calabaza ellos, serán 19459012] el más exitoso.

 

Consejo práctico:

 

Explore aguas desconocidas .

 

Es difícil triunfar en los entornos de mercado existentes, ya que esos entornos se han calibrado cuidadosamente para que solo beneficien a unas pocas personas o empresas. En su lugar, establezca su curso para terrenos inexplorados, donde puede forjar su propio entorno y establecer sus propias reglas.

 

Lecturas adicionales sugeridas: Usted Son No [ 19459012] a Gadget

 

Ahora que has leído sobre los efectos de la piratería desde la perspectiva de un defensor de la piratería, ¿por qué no revisas un punto de vista opuesto? Lea Jaron Lanier Usted Usted es No a Gadget en capítulos para comprender por qué cree que la piratería en línea podría deletrear fin del contenido original de alta calidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Basura blanca

White Trash (2016) vuelve a contar la historia de Estados Unidos desde la perspectiva de los blancos pobres que fueron despreciados y admirados por las clases altas. Este resumen traza las ideas biopolíticas, culturales y sociales que han moldeado la vida de los estadounidenses de basura blanca desde los primeros días coloniales hasta la Guerra Civil, hasta la Gran Depresión y hasta nuestros días.

Ellos

Them (2018) explora los desafíos sociales, políticos y económicos que enfrentan los Estados Unidos de América. Basándose en los conocimientos de la psicología, la política y los medios contemporáneos, las ideas investigan el clima actual de hostilidad en la vida pública y explica cómo los estadounidenses pueden volver a una forma de vida más armoniosa.

La carta de asociación

La Carta de Asociación (2004) describe cómo los socios comerciales pueden evitar daños duraderos a una relación comercial asegurándose de hablar abiertamente sobre todo. Utilizando un proceso probado, los socios comerciales pueden dejar de lado las diferencias y construir juntos una compañía sólida con éxito.

Para detener a un señor de la guerra

To Stop a Warlord (2019) es un relato inspirador de una misión notable: la búsqueda de llevar ante la justicia a uno de los criminales de guerra más notorios del mundo: Joseph Kony, líder del Ejército de Resistencia del Señor. Repleto de ideas sobre el conflicto más antiguo de África, esta cuenta cuenta cómo Shannon Sedgwick Davis ayudó a formar una alianza improbable entre filántropos, el ejército de Uganda y un mercenario sudafricano para enfrentarse al ejército de Kony en cuatro países. Si bien esa coalición podría no haber logrado su objetivo principal de llevar a Kony ante la justicia, sí ayudó a inclinar la balanza a favor de la paz.

Crisis de Ucrania

La crisis de Ucrania (2014) aborda las protestas pacíficas y los conflictos violentos que han sacudido a Ucrania en los últimos años. Este libro echa un vistazo a los eventos que rodearon el levantamiento de Maidan, la anexión rusa de Crimea y el conflicto en curso en el Donbas. Es importante destacar que la crisis se pone en contexto no solo para el futuro de Ucrania sino también cómo afecta a Rusia, la Unión Europea y el mundo.

La cosa más importante

En The Most Important Thing, Howard Marks describe la filosofía de inversión a veces controvertida que desarrolló y perfeccionó a través de muchos años de experiencia en el mercado. En su opinión, la inversión exitosa requiere que prestemos mucha atención a muchos aspectos diferentes del mercado actual, y que con demasiada frecuencia usemos esa información para contrarrestar las tendencias predominantes.