El camino a la libertad

The Road to Unfreedom (2018) narra la extraordinaria era política en la que vivimos ahora. El expansionismo ruso, liderado por Vladimir Putin, amenaza con invadir las libertades que disfrutan las personas en Europa y América. Después de haber ayudado con éxito a lograr el Brexit, el Kremlin fijó su mirada en los Estados Unidos y, al hacerlo, desempeñó un papel central en el comienzo de la presidencia de Donald Trump. Y con Europa en medio de una ascendencia derechista, Rusia ejerce una influencia mayor que nunca.

Descubre cómo Vladimir Putin está tratando de lograr un nuevo orden mundial distópico.

 

Según el autor y académico, Timothy Snyder, vivimos en una época de incertidumbre económica y política. En los últimos años se han visto como Brexit y las elecciones de Donald Trump como presidente de los EE. UU., Mientras que los grupos políticos extremos de la derecha parecen ganar más influencia cada día.

 

Se daba por sentado que el futuro sería necesariamente una continuación progresiva del presente; una suposición conocida como la política de inevitabilidad.

 

Pero en los tiempos inciertos de hoy, un movimiento hacia la política de la eternidad yace en el horizonte. Como Snyder argumenta, en lugar de esperar el mañana más brillante garantizado por el progreso político, la política de la eternidad nos fija en un estado mental en el que creemos que estamos constantemente amenazados por enemigos tanto reales como imaginarios. Es un estado temeroso y paranoico, donde esperamos poco más de nuestro gobierno que protegernos de nuestros enemigos.

 

En este resumen, arrojaremos luz sobre la opinión de Snyder de que la política de la eternidad ha sido impulsada en un país, Rusia, y por un hombre, Vladimir Putin. Sigue leyendo para aprender.

 

En este resumen, aprenderá

 

  • cómo la Unión Europea está siendo destruida desde adentro con la ayuda de Rusia;
  •  

  • por qué Putin se vio a sí mismo como la verdadera víctima en el desastre del vuelo 17 de Malaysian Airlines; y
  •  

  • cómo Rusia fue parte integral de la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
  •  

La clave del cambio hacia la política de la eternidad en Rusia fue la filosofía de Ivan Ilyin.

 

El 26 de marzo de 2000, la Federación de Rusia celebró elecciones presidenciales. El ganador, Vladimir Putin, continuaría gobernando y transformando el país más grande del mundo, y continúa haciéndolo hasta el día de hoy.

 

Pero aquellos que eligieron a Putin no se dieron cuenta de cuán grandes eran las ideas del filósofo ruso Ivan Ilyin en la ideología política de la nueva administración. Aunque Ilyin había estado muerto desde 1954, Putin deseaba revivir sus ideas y ponerlas al frente y al centro de su programa político.

 

Ilyin vivió la revolución rusa de 1917, que marcó el comienzo de la Unión Soviética y el gobierno comunista de un solo partido. Pero no era comunista: era un fascista cristiano, inspirado por Adolf Hitler y el fascista italiano Benito Mussolini en lugar de Lenin o Stalin.

 

Exiliado de la Unión Soviética en 1922, comenzó a conceptualizar su versión ideal de una distopía cristiana de derecha en Rusia, que pensó que seguiría al inevitable colapso del comunismo.

 

La Rusia ideal de Ilyin se parecería a los estados fascistas de las décadas de 1920 y 1930. Las ansiedades de una población desmoralizada por las duras condiciones socioeconómicas se canalizarían para glorificar a un líder redentor y salvador que prometió defender a la nación de las amenazas externas, independientemente de si esas amenazas existían o no. La violencia se glorificaría sobre la razón, y la propaganda triunfaría sobre el discurso racional.

 

Pero Ilyin fue un paso más allá que los estados fascistas de un solo partido en Europa en ese momento; Pensaba que incluso un verdadero partido político era demasiado. Un sistema multipartidista podría ser útil para justificar el ritual de celebrar elecciones, pero todo el poder real debería invertirse en un hombre, no en un partido, y este hombre estaría a cargo del gobierno, el poder judicial y las fuerzas armadas.

 

Los escritos de Ilyin sobre su ideal fascismo ruso habían estado prohibidos y latentes durante décadas. Pero con la liberalización de los medios rusos en la década de 1990, sus libros nuevamente comenzaron a circular.

 

Y después de las elecciones de Putin en 2000, esto se aceleró. Los libros de Ilyin fueron recomendados a los alumnos de la escuela, y los funcionarios públicos rusos recibieron copias de sus escritos completos. Putin incluso organizó el transporte de su cuerpo desde Suiza para un nuevo entierro en Moscú en 2005.

 

Para Putin, la implementación de la visión de Ilyin de una dictadura de derecha en Rusia ha resultado exitosa. Pero para descubrir cómo llegamos allí, debemos volver a los trágicos acontecimientos de septiembre de 1999, tres meses antes de que Putin fuera nombrado presidente interino de Rusia tras la renuncia de Boris Yeltsin.

 

Putin afianzó cada vez más la concepción de Ilyin de una Rusia distópica a lo largo de sus primeros tres términos en el poder.

 

En septiembre de 1999, una serie de bombas explotó en toda Rusia, culminando en 293 muertes.

 

En ese momento, Putin había sido primer ministro de Rusia durante solo un mes, pero su respuesta fue rápida. Ordenó a las tropas atacar a los que consideraba responsables: terroristas de Chechenia, una región en el sur de Rusia donde la guerra civil y la insurgencia prolongadas habían estado en su apogeo durante una década.

 

Marcó el comienzo de su implementación de uno de los conceptos clave de Ilyin, a saber, unir a los rusos frente a los agentes hostiles que amenazan la existencia del país. Y funcionó.

 

En agosto de 1999, el índice de aprobación relativamente desconocido de Putin era solo del 2 por ciento. Pero tres meses después de lanzar la Segunda Guerra Chechena, se había disparado hasta un 35 por ciento. Y en marzo de 2000, con la guerra aún en curso, Putin fue elegido presidente de la Federación Rusa.

 

Así comenzó la transición de Rusia a la política de la eternidad de Ilyin. El centro de esto fue el nuevo maestro de propaganda de Putin, Vladislav Surkov. Estaba especialmente dotado para explotar las crisis fabricadas para apretar el control de Putin sobre las riendas del estado ruso.

 

En 2002, por ejemplo, Surkov usó un ataque terrorista en un teatro en Moscú como una excusa para colocar las principales redes de televisión bajo completo control estatal.

 

Años después, después de que la recesión económica de 2008-9 golpeara a Rusia particularmente, los observadores independientes sugirieron que el partido de Putin solo ganó alrededor del 26 por ciento de los votos en las elecciones parlamentarias de 2011, con ciudadanos que aparentemente esperan un cambio político. Sin embargo, los resultados oficiales enumeraron la participación del voto del partido en 49 por ciento.

 

Los resultados obviamente fueron falsificados y se produjeron protestas generalizadas. Fue en este contexto que Putin identificó un nuevo enemigo permanente para explotar con fines políticos: Occidente, representado por los Estados Unidos y la Unión Europea.

 

La televisión estatal comenzó a transmitir que las organizaciones occidentales pagaban a los manifestantes contra Putin. Para supuestamente salvaguardar la soberanía rusa, Putin comenzó a cimentar la filosofía de Ilyin en la vida política rusa. A los oficiales del FSB ahora se les permitía disparar a las personas sin consecuencias, la difamación contra el gobierno se hizo ilegal y las ONG extranjeras en Rusia fueron prohibidas u obligadas a registrarse como “agentes extranjeros”.

 

Con estos cambios de política draconianos, Putin había implementado con éxito el sueño de Ilyin de una Rusia gobernada por la política de la eternidad.

 

El asalto de Putin a la Unión Europea comenzó en 2013.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, una Alemania derrotada y una Francia en declive decidieron integrarse para asegurar su propia supervivencia en un mundo de posguerra.

 

El resultado final fue la Unión Europea, que hoy tiene 28 estados miembros y juntos forman la segunda economía más grande del mundo, después de los Estados Unidos.

 

Hasta 2013, Rusia se había destacado como la única potencia poscolonial europea que no había considerado unirse a la UE como una forma de mantener su menguante condición de poder mundial. En cambio, Rusia se consideraba igual a la UE y buscaba una estrategia de coexistencia pacífica. Putin incluso asistió a conferencias de la OTAN y habló favorablemente de la posible membresía de Ucrania en la UE.

 

Pero después de las elecciones fraudulentas de 2011-12, la UE fue representada ahora como un enemigo que ataca la soberanía de Rusia. Por lo tanto, en 2013, Rusia adoptó un nuevo curso radical. En lugar de que Rusia se vuelva europea, Europa debería hacerse más rusa; en otras palabras, para proteger a Rusia de las amenazas externas, Rusia tendría que exportar la filosofía distópica de Ilyin a los países que la amenazan.

 

Todo esto se resumió en 2012 cuando Putin anunció públicamente que Rusia pivotaría sus objetivos de política exterior hacia la creación de “Eurasia”, una unión política que competiría contra la UE por el dominio desde la frontera del Pacífico de Rusia hasta La costa atlántica de Europa.

 

Menos públicamente, las autoridades rusas comenzaron a poner en práctica un plan que ayudaría a Putin a lograr sus ambiciones euroasiáticas: la destrucción de la UE desde su interior.

 

Pero a diferencia de su guerra tradicional contra el enemigo en Chechenia, Putin recurrió a medidas encubiertas para destruir a su enemigo europeo.

 

Los ciberataques fueron empleados por piratas informáticos del gobierno ruso para difundir propaganda. En abril de 2015, por ejemplo, una transmisión de televisión francesa fue interrumpida por un mensaje de video supuestamente de ISIS, destinado a difundir el miedo entre el público francés en general.

 

Y este miedo tuvo consecuencias; dos años después, la plataforma islamofóbica y antiinmigratoria del candidato francés de extrema derecha Marine Le Pen logró asegurar el 34 por ciento en las elecciones presidenciales, un récord para un candidato de extrema derecha en la Francia de posguerra.

 

Mientras tanto, en el Reino Unido, los trolls de Internet rusos enviaron millones de mensajes contra la UE a los votantes británicos, y al menos 419 cuentas de Twitter pro-Brexit se remontan a la Agencia de Investigación de Internet del gobierno ruso.

 

El 23 de junio de 2016, los votantes británicos decidieron abandonar la Unión Europea por un margen de 52 por ciento a 48 por ciento. La nueva política exterior de Rusia contra la UE estaba resultando exitosa.

 

Las protestas ucranianas de 2013-14 fueron el resultado del imperialismo euroasiático de Rusia.

 

En medio de los esfuerzos de Rusia para lograr que la UE se destruya a sí misma desde adentro, se estaba desarrollando un escenario problemático más cerca de casa.

 

En 2013, el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, estuvo cerca de firmar un Acuerdo de Asociación con la UE, lo que hizo que la ascensión de Ucrania a la condición de miembro de la UE sea mucho más probable.

 

Sin embargo, el acuerdo también habría constituido un grave revés para las ambiciones euroasiáticas de Rusia. Entonces, el 21 de noviembre de 2013, inmediatamente después de tener una conversación con Putin, Yanukovich volvió a su promesa de firmar el acuerdo. Poco después, estallaron protestas en Ucrania que cambiarían el país para siempre.

 

Aunque las manifestaciones inicialmente giraron en torno a la firma del Acuerdo de Asociación, adquirieron una naturaleza diferente después de que la policía antidisturbios intentara dispersar violentamente a los manifestantes; Las protestas se volvieron repentinamente sobre la dignidad ucraniana frente a la opresión. Como para enfatizar este punto, el 27 de diciembre, agentes de inteligencia rusos llegaron a Ucrania para ayudar a reprimir las protestas.

 

Para el 16 de enero de 2014, estaba claro que Yanukovich estaba en el bolsillo de Putin, ya que instituyó una serie de leyes dictatoriales idénticas a las aprobadas en Rusia dos años antes. Se prohibió la libertad de reunión y las ONG internacionales debían registrarse como agentes extranjeros.

 

Luego, el 22 de enero, dos manifestantes fueron asesinados a tiros. La visión de la política de la eternidad y la violencia y la represión ofrecidas por el expansionismo euroasiático de Putin indignaron a los ucranianos, que se reunieron en todo el país para exigir la renuncia de Yanukovich.

 

Al darse cuenta de que sus acciones encubiertas habían fallado, los líderes rusos se apresuraron a implementar el plan B, destruyendo los cimientos del estado ucraniano y haciendo que el país se alineara lo más posible con la UE. Pronto, la misma Agencia de Investigación de Internet que alimentó el incendio del Brexit comenzó a difundir desinformación sobre supuestas atrocidades ucranianas en la región sur de Crimea.

 

Menos de un mes después, los francotiradores rusos dispararon y mataron a casi 100 manifestantes ucranianos. El apoyo político restante de Yanukovich se evaporó, y huyó del país para unirse a sus manejadores rusos en Moscú.

 

Cuatro días después de la masacre de francotiradores, Rusia invadió y ocupó Crimea, y en tres semanas celebró un referéndum sobre si la región estratégicamente importante debería separarse de Ucrania y unirse a Rusia. El resultado no fue sorprendente: Crimea se convirtió en parte de la Federación Rusa.

 

Meses después, después de que se celebraran nuevas elecciones nacionales, Ucrania finalmente obtuvo su Acuerdo de Asociación con la UE, pero ahora que era una nación dividida y devastada por la guerra, la integración en la UE se había complicado mucho. Putin había marcado una media victoria.

 

Rusia usó propaganda tanto a nivel nacional como internacional para promover la política de la eternidad.

 

El siguiente paso de Rusia para desestabilizar a Ucrania fue la intervención militar en nombre de los separatistas pro-rusos en el sureste de Ucrania, que Putin justificó con propaganda que retrataba a los rusos étnicos en la región como víctimas de la opresión ucraniana, y Rusia como sus libertadores.

 

Incluso después del 17 de julio de 2014, se produjeron afirmaciones de víctima aún más increíbles cuando el vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil antiaéreo, matando a las 298 personas a bordo. Toda la evidencia indica claramente que Rusia fue responsable.

 

Pero mientras se produjo la condena internacional de Rusia, la televisión rusa afirmó que el avión había sido derribado por un misil ucraniano destinado a un avión con Putin a bordo en un intento de asesinato.

 

No fueron los inocentes asesinados y sus familias quienes fueron víctimas, sino Putin y la nación rusa quienes fueron atacados por las potencias europeas.

 

Mientras tanto, Putin usó propaganda internacionalmente como parte de una campaña de relativismo estratégico, que razona que si no puedes eclipsar a tus adversarios a través de la guerra directa o el poder económico, al menos puedes debilitarlos en orden para ganar poder relativo.

 

Este fue el caso en Alemania, después de que Angela Merkel se comprometió a recibir medio millón de refugiados en 2014. Tres semanas después de su anuncio, Putin intensificó los ataques aéreos en Siria para generar aún más refugiados que buscan establecerse en Alemania. Esperaba que esto llevaría a un aumento en el sentimiento antiinmigrante y aumentaría a los populistas de extrema derecha como el partido Alternativa para Alemania o AfD.

 

Todo esto fue acompañado por una campaña de desinformación para enmarcar a los refugiados como violadores y criminales.

 

Por ejemplo, una adolescente ruso-alemana fue reportada como desaparecida durante 30 horas en enero de 2016. Al regresar a casa, le dijo a su madre que tres refugiados la habían violado.

 

Un examen médico refutó su historia, pero la televisión estatal rusa y las declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso crearon una tormenta mediática, acusando a los refugiados musulmanes de violar a un ruso étnico y culpando a la política de refugiados de Merkel por el incidente. Los grupos de derecha alemanes también se manifestaron en las calles exigiendo justicia.

 

A pesar de ser una historia inventada, ayudó a debilitar el control de Merkel sobre el poder, ya que su partido perdió 65 escaños en las elecciones de 2017, y la AfD obtuvo el tercer número más alto de votos, marcando la primera vez que un partido de extrema derecha tenía ingresó al parlamento desde la Segunda Guerra Mundial.

 

El camino hacia la presidencia de Donald Trump estaba pavimentado con la intromisión rusa.

 

Después de la exitosa intervención de Putin en el Brexit y la media victoria en Ucrania, su atención se dirigió hacia el premio final: la caída de los Estados Unidos.

 

Los piratas informáticos rusos comenzaron a violar las redes estadounidenses de alto nivel en 2015, incluida la Casa Blanca y el Departamento de Estado. Pero no fue hasta 2016 que Putin usaría la guerra cibernética con el objetivo explícito de rehacer a Estados Unidos a imagen de Rusia.

 

Lo lograría catapultando a Donald Trump a la Casa Blanca, apoyando secretamente a Trump tanto financiera como políticamente.

 

Primero, necesitaba asegurarse de que Trump tuviera suficiente capital para ejecutar su campaña presidencial. En 2016, las propiedades inmobiliarias de Trump de repente se hicieron muy populares entre los compradores. En los seis meses anteriores a su elección, casi el 70 por ciento de las unidades fueron compradas por compañías fantasmas, muchas de las cuales se remontan a los oligarcas rusos.

 

Con los fondos de la campaña de Trump asegurados, Putin necesitaba asegurarse de que su ejército de hackers estuviera haciendo todo lo posible para inclinar la carrera a favor de Trump.

 

El alcance de la guerra cibernética de Rusia no puede ser exagerado; Es probable que la mayoría de los votantes estadounidenses estuvieran expuestos a la propaganda rusa durante el ciclo electoral 2015-16. En vísperas de las elecciones, Facebook cerró 5,8 millones de cuentas falsas cuyo único propósito había sido difundir propaganda en nombre de Rusia. Y en Twitter, miles de cuentas falsas hicieron propaganda contra Hillary Clinton.

 

Pero quizás el ejemplo más infame de la interferencia electoral de Rusia fue la publicación de los correos electrónicos pirateados del presidente de campaña de Clinton, John Podesta. Treinta minutos después del lanzamiento de una grabación de audio explosiva en la que Trump se jactó de agarrar a las mujeres “por el coño”, Rusia lanzó el torrente de correos electrónicos, con el objetivo de distraer al público de las dificultades de la campaña de Trump.

 

Y la campaña de desinformación de Rusia finalmente resultó exitosa: Trump fue elegido presidente el 8 de noviembre de 2016.

 

Con él en el poder, el movimiento de los Estados Unidos hacia la política de la eternidad se aceleró, hundiéndolo al nivel de Rusia y validando el relativismo estratégico de Putin.

 

Los efectos de esto ya son evidentes. El proyecto de ley de impuestos de 2017 de Trump, por ejemplo, está ayudando a redistribuir la riqueza de los pobres a los ricos, en una nación en la que la desigualdad ya era grave y generalizada. Un funcionario de las Naciones Unidas advirtió que tales políticas podrían hacer de los Estados Unidos el país más desigual del mundo.

 

Si eso sucediera, Estados Unidos superaría al país más desigual del mundo en este momento: Rusia.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

La deriva de Rusia hacia la distopía fue guiada por la filosofía del filósofo fascista Ivan Ilyin. Su filosofía de la política de la eternidad se ha implementado constantemente a lo largo del tiempo en el poder del presidente ruso Vladimir Putin, principalmente culpando de los problemas de Rusia a sus enemigos, ya sean reales o imaginarios. Para promover sus objetivos del expansionismo euroasiático, Putin intentó evitar que Ucrania se alineara con la Unión Europea. Y su batalla por el dominio ruso lo llevó a influir con éxito en el voto del Brexit e instalar a Donald Trump en la Casa Blanca.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a [email protected] con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Sugerido más lectura: On Tyranny por Timothy Snyder [194594 [194594] [1945912] ]  

Sobre la tiranía (2017) es una guía para reconocer las señales de advertencia de la tiranía, que, desafortunadamente, es un clima político con el que muchos están demasiado familiarizados. Descubra lo que puede hacer para protegerse y mantener a su comunidad vigilante y resistente a los líderes políticos peligrosos.

 

Total
0
Shares
Related Posts

El poder de comenzar algo estúpido

El poder de comenzar algo estúpido explica por qué en este momento es el mejor momento para poner sus miedos a la cama y perseguir sus sueños. Con consejos útiles sobre cómo puede lograr sus objetivos y evitar vivir en arrepentimiento, este resumen revela cómo ideas aparentemente estúpidas pueden ser su clave para el éxito y la realización.
Read More

Zillow Talk

Zillow Talk: The New Rules of Real Estate (2015) brinda al lector todas las herramientas que necesita para comprar, vender o alquilar una casa. Desde el enigma de si alquilar o comprar, hasta cuándo vender y cómo aumentar el valor de su propiedad, este resumen arroja luz sobre los dilemas perennemente importantes de los bienes raíces: la mayor inversión de su vida.
Read More

El sí libro

El Yes Book (2013) es su guía para negociar. Este resumen explica cómo la negociación moderna tiene que ver con la cooperación y ofrece consejos prácticos que lo mantendrán avanzando en sus objetivos durante cada paso del proceso de negociación.
Read More

Las variedades de la experiencia religiosa

Basado en una serie de conferencias impartidas por William James entre 1901 y 1902, The Varieties of Religious Experience (1902) es una exploración profunda de cómo experimentamos la religión y cómo un enfoque personal de la religión puede ser profundamente útil para nosotros.
Read More

El revés del estrés

El lado positivo del estrés explora el poder que tienen nuestras actitudes cuando se trata de lidiar con el estrés. Este resumen explica el funcionamiento interno de nuestras respuestas biológicas y psicológicas al estrés, y abre nuevas perspectivas sobre cómo el estrés puede ayudarnos a crecer.
Read More

¿Qué hacen las grandes marcas?

En What Great Brands Do, la autora Denise Lee Yohn se basa en sus más de veinticinco años de experiencia en la construcción de marcas para desmitificar el proceso de marca. Descubrirá los principios principales que han hecho que marcas como Nike, Apple y Starbucks sean nombres tan emblemáticos.
Read More

La paradoja de la pasión

La paradoja de la pasión (2019) descubre la biología detrás de la pasión y muestra cómo puede aprovecharla para ayudarlo a alcanzar sus sueños. Sin embargo, la emoción de seguir tu pasión tiene un lado más serio, ya que puede consumir por completo tu vida. Siguiendo los consejos de los autores, puedes vivir una vida llena de pasión mientras evitas las dificultades en el camino.
Read More

¿Hará que el bote vaya más rápido?

¿Hará que el bote vaya más rápido? (2011) comparte con usted la inspiración y las estrategias que necesita para tener éxito todos los días, como se cuenta a través de las experiencias emocionalmente cargadas de un miembro del equipo de remo británico ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Verano 2000 en Sydney.
Read More

El momento de elevación

The Moment of Lift (2019) relata el viaje que Melinda Gates emprendió para ayudar a empoderar a las mujeres de todo el mundo. Ya sea a través de historias de personas que conoció a través de su trabajo caritativo o de experiencias contadas por otros, esta memoria parcial, llamada a la acción explora la miríada de problemas sociales y económicos que las mujeres y las niñas enfrentan a diario. Pero si bien muchos de estos obstáculos parecen insuperables, solo la superación de la humanidad en su conjunto puede avanzar hacia un futuro más igualitario y justo.
Read More

La razón de las flores

The Reason for Flowers (2015) trata sobre el origen, la reproducción y los efectos de estas increíbles piezas de arte evolutivo. Este resumen explica cómo las flores tienen sexo, por qué son tan hermosas y por qué los humanos se han enamorado tanto de ellas.
Read More

El opuesto de mimado

The Opposite of Spoiled (2015) es la guía esencial para criar pacientes, niños generosos a través de la educación financiera. Este resumen le mostrará cómo guiar el desarrollo de sus hijos al hablarles sobre el dinero, involucrarlos en las decisiones financieras y mostrarles la importancia de la generosidad y el trabajo.
Read More

Sin su permiso

Sin su permiso explora el éxito del autor con su sitio web muy popular, Reddit, así como otras historias relacionadas con Internet, e investiga qué es exactamente lo que hace que Internet sea un lugar tan maravilloso y dinámico. En el camino, el autor brinda a los empresarios consejos que lo ayudaron a formar su negocio notablemente exitoso.
Read More

El medio desordenado

The Messy Middle (2018) levanta la tapa sobre la difícil realidad de conducir su aventura empresarial desde la concepción hasta la finalización. Evitando el cuento de hadas convencional del ascenso gradual a la gloria, Scott Belsky explica cómo y dónde se forja el éxito de la puesta en marcha: en la etapa intermedia desafiante pero crucial de la empresa.
Read More

¿Volará?

Will It Fly (2016) es una guía para probar sus ideas de negocios y lograr el vuelo más fácil posible hacia el éxito. Este resumen lo ayudará a examinar críticamente la validez de sus ideas, investigar su mercado y conocer a sus futuros clientes.
Read More

La mente practicante

The Practicing Mind (2005) ofrece una solución inteligente y simple para manejar la ansiedad cuando trabajamos para alcanzar nuestras metas. Este resumen muestra el impacto que nuestras expectativas tienen en nuestra productividad y revela los pasos que puede seguir para vivir en el presente, disfrutar de su progreso y realmente hacer las cosas.
Read More