Bajo presión

Under Pressure (2019) explora los desafíos particulares que enfrentan las niñas en edad escolar a lo largo de su educación, en el hogar y en la sociedad en general. Basándose en su gran experiencia como psicóloga clínica, Lisa Damour explica cómo los padres, maestros y mentores pueden ayudar a las niñas a superar el estrés y la ansiedad que afectan desproporcionadamente a las mujeres jóvenes.

Bienvenido a Girl World.

 

No siempre es fácil ser una niña. Las niñas están sujetas a todo tipo de presiones que sus contrapartes masculinas no están, ya sea en casa, en la escuela o en un contexto cultural más amplio. Y esto se nota. Las tasas de estrés y ansiedad entre las niñas han aumentado considerablemente en los últimos años, dejando a los padres, maestros y mentores preguntándose qué pueden hacer para abordar esta crisis de salud mental entre las mujeres jóvenes.

 

Afortunadamente, como psicóloga clínica especializada en el desarrollo infantil, Lisa Damour tiene muchos consejos para ayudar a las niñas a ser resistentes, seguras y seguras de sí mismas. Si observa todos los aspectos del mundo de las niñas, incluidas la escuela, las expectativas sociales, la amistad y las interacciones con los niños, descubrirá algunas de las presiones más comunes que enfrentan las niñas. También aprenderá qué decir y hacer para ayudarlos a enfrentar los desafíos que enfrentan.

 

En este resumen, descubrirá

 

  • por qué las niñas y los niños interpretan sus boletas de calificaciones de manera diferente;
  •  

  • cómo las expectativas de nuestra cultura sobre las niñas contribuyen a su ansiedad; y
  •  

  • qué decirle a una niña que está sufriendo acoso sexual.
  •  

Dependiendo de las circunstancias, el estrés y la ansiedad no siempre son poco saludables.

 

Ser una niña puede ser difícil. Incluso en el siglo XXI, cuando se eliminan muchas de las barreras legales, sociales y políticas para el adelanto femenino, las niñas aún están bajo la presión de que sus homólogos masculinos no lo están. Y estas presiones hacen mella. En los últimos años, el estrés y la ansiedad entre las niñas se han disparado. Pero antes de pasar a las presiones reales y perjudiciales que enfrentan las niñas, primero, es crucial comprender que un poco de estrés no siempre es algo malo. De hecho, puede ser útil.

 

Por ejemplo, la investigación psicológica ha encontrado que el estrés causado por empujarnos fuera de nuestra zona de confort puede resultar en un crecimiento personal. Experimentamos un estrés útil cuando emprendemos desafíos desconocidos, como hablar frente a un gran grupo de personas. Este tipo de desafíos nos ayuda a construir resiliencia para que podamos enfrentar futuras dificultades con fuerza.

 

Del mismo modo, experimentar cierta ansiedad de vez en cuando, caracterizada por sentimientos de temor, pánico y miedo, no es necesariamente motivo de preocupación.

 

¿Por qué es esto? La ansiedad nos permite saber que algo anda mal. A veces esta es una reacción apropiada. Por ejemplo, si un adolescente expresa ansiedad ante la idea de un próximo examen importante, puede ser porque aún no ha revisado lo suficiente. Sin embargo, en última instancia, hay un punto de inflexión en el que el estrés y la ansiedad se vuelven poco saludables.

 

Esto es cuando la ansiedad afecta negativamente el bienestar mental de uno. Es importante destacar que este impacto está determinado menos por la fuente real de estrés, y más determinado por si el individuo tiene o no recursos emocionales, financieros o sociales adecuados disponibles para abordar el problema.

 

Por ejemplo, romperse un brazo podría ser una fuente de estrés que aumenta la resistencia para una niña que tiene amigos para tomar apuntes en clase para ella. Pero, ¿qué pasa con una chica cuyas esperanzas universitarias están viajando con una beca deportiva? Lo más probable es que ese mismo brazo roto pueda interferir severamente con su salud mental.

 

Cuando se trata de ansiedad, podemos distinguir entre niveles saludables y no saludables al notar si nuestro sistema de alarma se apaga con demasiada frecuencia. Si esto sucede, nos sentimos constantemente aterrorizados y en pánico, y nuestros pensamientos pasan de un pensamiento ansioso al siguiente: ¿mi maestro me hará parecer estúpido frente a mis compañeros de clase? ¿Mi viaje a casa se irá sin mí?

 

Cuando nuestras ansiedades se aceleran, interfieren con nuestro sueño, felicidad y concentración, y rápidamente se vuelven insalubres.

 

Disminuye la ansiedad de las niñas al ayudarlas a abordar, en lugar de evitar, sus problemas.

 

Como psicólogo educativo, el Dr. Damour a menudo ve a niñas en medio de una crisis. Un día, una adolescente llamada Jamie vino a verla en un torrente de lágrimas. Estaba preocupada de que reprobaría una próxima prueba de química y estaba desesperada por encontrar una manera de evitar tomarla. Aunque el Dr. Damour simpatizaba con el estrés de la niña, no la ayudó a salir del examen. Esto se debe a que la evitación solo empeora la ansiedad.

 

¿Qué hubiera pasado si el Dr. Damour ayudó a Jamie a evitar esa prueba de química? Al principio, podría haber parecido el curso de acción correcto: Jamie instantáneamente habría sentido una abrumadora sensación de alivio.

 

Pero Jamie eventualmente tendría que tomar el examen y, por lo tanto, su ansiedad extrema regresaría rápidamente. Y ella no habría aprendido una valiosa lección: que reprobar un examen no siempre es algo tan terrible. Después de todo, este examen no fue particularmente importante.

 

Además, si Jamie lo hubiera esquivado ese día, habría continuado sintiendo que las pruebas difíciles eran algo de lo que debía temer, y puede haber continuado evitándolas en el futuro. Cuando ayudamos a nuestras adolescentes a evitar algo simplemente porque las pone ansiosas, eventualmente pueden desarrollar una fobia.

 

Por ejemplo, considere una niña que tiene algo de miedo a los perros. Cada vez que ve uno, cruza la calle y al instante se siente aliviada. Pero al hacer esto, ella nunca tiene la oportunidad de conocer a un perro amigable. Por lo tanto, ella continúa asociando evitar los perros con alivio y verlos con miedo.

 

Entonces, ¿cómo ayudó el Dr. Damour a Jamie ese día?

 

Simplemente, ella la ayudó a a acercarse a su miedo en lugar de huir de él. Le aconsejó que le pidiera más ayuda a su maestra una hora antes del examen y que mirara videos tutoriales en línea sobre los temas que no tenía claros. ¿El resultado? Unos días más tarde, el Dr. Damour alcanzó a Jamie, ahora tranquila y serena, quien informó que la prueba todavía no había salido tan bien, pero ahora se sentía mejor después de haberla tomado.

 

Ayuda a tu adolescente a dar pequeños pasos hacia lo que los asusta. Pueden tener éxito o fracasar, pero de cualquier manera, aprenderán a no tener miedo.

 

Una niña tímida y cautelosa no necesariamente tiene un problema de ansiedad.

 

Como psicólogo, el Dr. Damour a menudo ve a los padres preocupados por las habilidades sociales y la capacidad de sus amigos para hacer amigos. Los padres de Alina, de 10 años, tenían estas preocupaciones. Alina estaba socialmente ansiosa, dijeron, solo tenía un par de amigos y había sido cautelosa con personas desconocidas desde que era una bebé. Preguntaron, ¿qué podían hacer para que fuera más sociable socialmente? Para su sorpresa, el Dr. Damour no vio el comportamiento de Alina como un problema a resolver.

 

En los últimos años, el Dr. Damour ha visto un número creciente de clientes, como los padres de Alina, que desean etiquetar a sus hijos como “socialmente ansiosos”. En realidad, muchos de estos niños son naturalmente tímidos.

 

La investigación ha establecido que los niños tienen diferentes personalidades, incluso cuando son bebés. Específicamente, hay tres tipos de personalidad infantil: bebés fáciles, que son fáciles de aceptar y aceptan cambios y personas desconocidas; infantes difíciles, que están irritables y odian el cambio; y los bebés de calentamiento lento, que generalmente son cautelosos y lentos para adaptarse al cambio. De manera crucial, la investigación también muestra que los bebés con cualquiera de los tres tipos de personalidad tienen el potencial de convertirse en adultos equilibrados y seguros.

 

En opinión del Dr. Damour, Alina era simplemente una niña que tardaba en calentarse. Es probable que este tipo de niño encuentre algún cambio o una nueva persona con cautela o timidez al principio. Sin embargo, como el Dr. Damour señaló a sus padres, esto no era necesariamente algo malo. En lugar de comparar constantemente a Alina con su hermano más seguro y sociable, alentó a sus padres a asegurarle a su hija que estaba bien no precipitarse directamente a nuevas experiencias o relaciones.

 

Si tienes una hija que parece ansiosa por socializar o situaciones desconocidas, puede ser útil recordar que su primera reacción a las situaciones sociales puede no ser la última.

 

Por ejemplo, un niño naturalmente tímido que recibe una invitación para una fiesta de cumpleaños podría decirle inicialmente que no quiere ir. En este caso, reconozca con calma su reacción, sin juzgar, y luego sugiera que vean cómo se sienten en unos días. Para los niños como Alina que son lentos para calentarse y cautelosos, su segunda reacción, después de haber tenido tiempo para pensarlo, puede ser más positiva.

 

A pesar de superar a sus homólogos masculinos, las niñas se preocupan más por el rendimiento académico.

 

Cuando se trata de educación en Estados Unidos, las niñas se adelantan a sus pares masculinos. En la escuela, las niñas superan a los niños en todas las materias. Cuando llegan a la universidad, superan en número a sus compañeros varones, y también se gradúan a un ritmo más alto y obtienen títulos más avanzados que los hombres. Desafortunadamente, esta excelencia académica tiene un costo para las jóvenes mujeres y niñas estadounidenses. De hecho, las niñas, mucho más que los niños, informan que la escuela los estresa.

 

Entonces, ¿cómo podemos ayudar a aliviar algo de la presión que sienten las niñas en el aula? Primero, necesitamos entender una diferencia clave entre niños y niñas. Es decir, que las niñas se preocupan mucho más por su logro académico que los niños.

 

La investigación ha encontrado que las niñas ponen más énfasis en los comentarios que reciben de sus maestros que los niños. Las niñas tienden a ver sus calificaciones como una señal muy importante sobre lo que son o no son capaces de lograr. En otras palabras, creen que sus calificaciones son un reflejo de sus habilidades. Como era de esperar, esta tendencia a menudo deja a las niñas sintiéndose desesperadamente desanimadas cuando reciben una mala calificación. ¿Por qué? Porque lo interpretan como una acusación condenatoria de sus habilidades académicas.

 

En contraste, la investigación encuentra que los niños tienen más confianza en sus actitudes hacia el trabajo escolar. Les molestan menos los malos comentarios de los maestros y es más probable que atribuyan una mala calificación a su falta de esfuerzo, en lugar de la falta de capacidad.

 

Para ayudar a una niña a superar su suposición de que las calificaciones bajas o mediocres son una indicación de sus habilidades innatas, intente convencerla de que tiene el poder de mejorar su rendimiento la próxima vez. Explique que un examen, o una tarea, solo evalúa qué tan bien comprende el material en ese momento en particular. Si trabaja duro y mejora su conocimiento del tema, puede mejorar su rendimiento la próxima vez.

 

Enviar el mensaje de que ella misma puede mejorar su rendimiento académico es crucial. La investigación ha encontrado que los alumnos que creen que sus habilidades pueden desarrollarse a través del trabajo duro tienden a preocuparse menos por la escuela que los alumnos que creen que sus calificaciones reflejan sus verdaderas habilidades y que no se pueden cambiar.

 

Las niñas enfrentan acoso sexual generalizado y, a menudo, se culpan a sí mismas.

 

Además de reunirse con las niñas uno a uno, el Dr. Damour también se reúne con grupos de niñas para discutir los problemas que enfrentan colectivamente. En una conversación reciente con un grupo de niñas de 15 a 16 años, surgió el tema del movimiento #metoo, es decir, el abuso sexual cometido por quienes están en el poder. El Dr. Damour luego preguntó si alguna de las chicas había sufrido acoso ellas mismas. La respuesta que recibió fue impactante, si no sorprendente.

 

La investigación de la Asociación Estadounidense de Mujeres Universitarias ha encontrado que casi el cincuenta por ciento de todas las niñas estadounidenses en la escuela intermedia o secundaria han experimentado toques o toqueteos no deseados en la escuela. Aunque las adolescentes con las que habló el Dr. Damour asistieron a una escuela para niñas, todavía experimentaron acoso en su vida cotidiana.

 

Muchas de las chicas informaron que los chicos que conocían se agarraron el trasero, se quitaron los tirantes del sujetador y los llamaron casualmente nombres como ‘azada’ o ‘puta’. Además, el Dr. Damour notó que las chicas a menudo no estaban seguras de si el acoso sexual que experimentaron fue culpa suya o no.

 

Una niña del grupo expresó que debido a que ella y sus amigas a menudo usaban calzas, tal vez estaban alentando a los niños a degradarlas. Es esta sensación de vergüenza lo que a menudo impide que las niñas le cuenten a alguien sobre el acoso, ya que sienten que deben haber hecho o usado algo que lo provocó.

 

Esta sensación de autoculpabilidad demuestra lo importante que es para los padres de las niñas tranquilizar a sus hijas de que nunca son responsables de que alguien las hostigue.

 

Si tienes una hija adolescente, considera comenzar una conversación sobre acoso sexual. Tómese el tiempo para preguntarle sobre los comportamientos de los niños hacia ella y pregúntele si está siendo tratada con respeto. Si ella habla sobre cualquier trato degradante que haya recibido, hágale saber que está contenta de que se sienta capaz de decírselo. Exprese que está listo para ayudarla a abordar ese problema.

 

Alternativamente, si ella se apaga y no quiere compartir nada con usted, simplemente hágale saber que el acoso es generalizado. Es vergonzoso para el acosador, nunca para la víctima. Exprese también que nunca hará que se arrepienta de pedirle ayuda con problemas como este, ya sea ahora o en el futuro.

 

La expectativa cultural de que las niñas deberían ser agradables las está poniendo ansiosas.

 

Es un hecho triste que nuestra cultura a menudo mantiene a las niñas a estándares que no imponemos a los niños. El Dr. Damour vio esto en acción cuando una niña de 15 años, Nicki, vino a verla. Nicki se sentía ansiosa y sobrecargada de tareas escolares y compromisos extracurriculares. Ella estaba teniendo problemas para dormir como resultado.

 

Gradualmente, surgió la causa raíz del estrés y la ansiedad de Nicki. Se sentía incapaz de decir no a la gente.

 

Al final resultó que, Nicki era una gimnasta experta, pero había decidido dejar el deporte debido al aumento del trabajo escolar. Desafortunadamente, su entrenador de gimnasia no aceptaría su decisión. En cambio, no solo presionó a Nicki para que continuara sus largas horas de entrenamiento de gimnasia, sino que también le pidió que comenzara a enseñar a un grupo de gimnastas más jóvenes. De mala gana, Nicki accedió a ambas solicitudes. ¿Por qué? Porque no quería decepcionar a su entrenador.

 

Como sociedad, típicamente enseñamos a las niñas a ser más obedientes y agradables que los niños. En otras palabras, esperamos que hagan lo que les decimos que hagan. ¿No convencido?

 

Solo considera todas las palabras que usamos para etiquetar a las mujeres que no están de acuerdo con las solicitudes. Por ejemplo, una chica que se niega a ayudar a limpiar un desorden que no hizo podría llamarse desconsiderada, o podrían arrojarse palabras más dañinas, como diva o perra [19459010 ] Ahora, pregúntese si hay equivalentes masculinos específicos. En el peor de los casos, podríamos llamar a un hombre desagradable una polla , pero incluso esta palabra no captura el mismo desprecio. De hecho, cuando un niño no se comporta como se supone que debe hacerlo, la respuesta a menudo es simplemente “los niños serán niños”

 

Estas expectativas diferentes presionan a chicas como Nicki, y a menudo se ven atrapadas en un vínculo imposible. Es insostenible para ellos aceptar todo lo que la gente les pide. Sin embargo, temen decir no por temor a que las personas los llamen con nombres desagradables o les piensen mal.

 

Por lo tanto, las niñas a menudo están llenas de ansiedad por rechazar a las personas. Por ejemplo, una niña que recibe una invitación a una fiesta a la que no quiere asistir puede preocuparse por lo que la gente piense de ella si no va. Para ayudar a su hija a proteger su valioso tiempo y minimizar el estrés y la ansiedad, enséñele que es aceptable decir que no. No agregue su voz al coro de desaprobación que a menudo rodea a las mujeres que establecen límites.

 

Resumen final

 

El mensaje clave en este libro:

 

Las niñas enfrentan desafíos particulares, tanto en la escuela como en la sociedad en general, que pueden afectar negativamente sus niveles de estrés y ansiedad. Sin embargo, con el apoyo adecuado de los adultos en sus vidas, los efectos adversos de la presión que enfrentan las niñas pueden mitigarse con éxito.

 

Consejo práctico:

 

No creas todo lo que lees en línea.

 

En la era de las infinitas noticias y artículos de clickbait disponibles las 24 horas del día en nuestros dispositivos digitales, puede ser fácil sentirse pesimista. A menudo, los medios hacen que parezca que las adolescentes están en crisis y que todo está empeorando. Pero a pesar de lo que dicen esos artículos de clickbait, los adolescentes son relativamente seguros. De hecho, la investigación muestra que los adolescentes de hoy están experimentando menos con drogas, alcohol y tabaco, teniendo menos relaciones sexuales casuales y más frecuentemente usando cinturones de seguridad y cascos de bicicleta. Por lo tanto, la próxima vez que lea el último artículo sobre el destino de los adolescentes, tenga en cuenta que su adolescente probablemente se comportará mucho mejor que usted.

 

¿Tienes comentarios?

 

¡Nos encantaría saber lo que piensas sobre nuestro contenido! ¡Simplemente envíe un correo electrónico a [email protected] con el título de este libro como asunto y comparta sus pensamientos!

 

Qué leer a continuación: Desenredado , de Lisa Damour

 

Ahora que está al tanto de las presiones que enfrentan las niñas, es hora de aprender cómo puede continuar apoyándolas mientras pasan a la edad adulta. Escrito por la misma autora, Lisa Damour, Untangled es una guía invaluable para cualquiera que busque comprender los desafíos particulares que enfrentan las niñas mientras navegan hacia un futuro independiente.

 

Entonces, ya sea madre, padre, maestro o mentor, descubra por lo que realmente está pasando su adolescente y obtenga consejos sobre cómo superar algunos de los escollos más comunes al relacionarse con ella dirigiéndose al resumen a Desenredado .

 

Total
0
Shares
Related Posts

Investigación del usuario

User Research (2018) es una guía práctica para empresarios, investigadores y gerentes interesados ​​en responder la pregunta más importante en los negocios: ¿a los clientes realmente les gusta su producto? Basándose en los años de experiencia de la autora Stephanie Marsh en la investigación de usuarios, este resumen presenta los métodos más utilizados, describiendo claramente las ventajas y desventajas de cada uno.
Read More

El cuento de los neurocirujanos en duelo

The Tale of the Dueling Neurosurgeons (2014) es un viaje al fascinante mundo del cerebro humano a través de algunos de los estudios de casos psicológicos más extraños de la historia. Hasta hace poco, los neurocientíficos solo podían estudiar el cerebro analizando los pensamientos y comportamientos de personas con cerebros aberrantes. Sam Kean utiliza estos estudios de casos históricos para pintar una imagen del órgano que crea nuestras emociones, personalidad y conciencia.
Read More

Piensa como Zuck

Think Like Zuck analiza en profundidad los cinco principios que hicieron de Facebook la compañía exitosa que es hoy. Con una gran comprensión del enfoque inspirador del liderazgo del fundador Mark Zuckerberg y ejemplos de otras compañías de tecnología de punta, el autor crea una hoja de ruta para el éxito de cualquier emprendedor aspirante.
Read More

El medio desordenado

The Messy Middle (2018) levanta la tapa sobre la difícil realidad de conducir su aventura empresarial desde la concepción hasta la finalización. Evitando el cuento de hadas convencional del ascenso gradual a la gloria, Scott Belsky explica cómo y dónde se forja el éxito de la puesta en marcha: en la etapa intermedia desafiante pero crucial de la empresa.
Read More

El nuevo Jim Crow

The New Jim Crow (2010) revela un sistema terrible de discriminación en los Estados Unidos que ha llevado al encarcelamiento masivo sin precedentes de afroamericanos. La llamada Guerra contra las Drogas, bajo la jurisdicción de un sistema de justicia ostensiblemente daltónico, solo ha perpetuado el problema a través de prejuicios raciales inconscientes en los juicios y sentencias.
Read More

¿Volará?

Will It Fly (2016) es una guía para probar sus ideas de negocios y lograr el vuelo más fácil posible hacia el éxito. Este resumen lo ayudará a examinar críticamente la validez de sus ideas, investigar su mercado y conocer a sus futuros clientes.
Read More

Ganancias extrañas para padres

Weird Parenting Wins (2019) le muestra cómo no perderlo mientras cría a sus hijos: todo lo que necesita es un poco de locura. Eso significa ser creativo y juguetón. Los niños se acercan a la vida listos para desplegar su imaginación a cada paso, y este libro en resumen muestra cómo puedes ser igual de imaginativo. Encontrarás formas de facilitar la vida de toda la familia e incluso divertirte en el proceso.
Read More

Wikinomics

Wikinomics muestra cómo la colaboración masiva de individuos como Wikipedia está revolucionando la sociedad y los negocios, y por qué esto es realmente bueno para las empresas y el público.
Read More

El lado positivo de abajo

El lado positivo de Down presenta el caso del fracaso como una parte valiosa de nuestro proceso de crecimiento y es algo que debemos adoptar. Además, el libro ofrece consejos sólidos sobre cómo nosotros, como individuos y como sociedad, podemos gestionar y mitigar mejor el fracaso.
Read More

La orientación invisible

La Orientación Invisible (2014) proporciona una introducción útil a la asexualidad, que incluye información valiosa sobre lo que es y lo que no es. También aprenderá sobre cómo las personas experimentan esta orientación sexual, las dificultades que conlleva y por qué no hay necesidad de curarla, condescender o considerar a las personas asexuales como algo diferente a usted o a mí.
Read More

La paradoja del poder

The Power Paradox (2016) se basa en una gran cantidad de datos de numerosos estudios de ciencias sociales en los últimos 20 años para explorar la dinámica del poder. El Dr. Dacher Keltner llega al fondo de lo que significa el poder en la vida cotidiana, analiza por qué tanta gente pierde y abusa de su poder y explica cómo se puede usar para hacer del mundo un lugar mejor.
Read More

El séptimo millón

El Séptimo Millón (1991) trata sobre la forma en que el Holocausto ha dado forma a la identidad israelí. Este resumen detalla todo, desde la respuesta sionista al nazismo y la llegada de los primeros refugiados judíos europeos en Palestina hasta la Guerra de los Seis Días y el Día del Memorial del Holocausto.
Read More

Los monopolistas

The Monopolists (2015) revela la historia verdadera pero a cuadros del juego de mesa más exitoso de Parker Brothers, Monopoly. Cuenta la historia de los orígenes del juego en el pensamiento progresista y anticapitalista hasta su evolución bajo el control de Parker Brothers, una compañía que hizo todo lo posible para reescribir la historia de Monopoly y aplastar cualquier competencia en el proceso.
Read More

Widgets

Widgets (2015) es una guía para mejorar el rendimiento de los empleados, independientemente del campo en el que trabajen. Este resumen describe los principios fundamentales, basados ​​en la investigación científica, que ayudarán a cualquier empresa a mejorar su eficiencia, rentabilidad y satisfacción de los trabajadores.
Read More

Cableado para crear

Wired to Create (2015) intenta dar sentido a ese escurridizo rasgo humano, la creatividad. Rastrea descubrimientos recientes en neurociencia y psicología explorando los hábitos y prácticas de personas altamente creativas. Las "mentes desordenadas" y los rasgos contradictorios de los creadores creativos revelan la importancia de hábitos como el juego imaginativo y el soñar despierto, la pasión y la intuición o la apertura y la sensibilidad, todo lo cual ha sido fundamental para el gran arte y la innovación a lo largo de la historia humana.
Read More